Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 29 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Coimas «K»: Echegaray las cobraba, dijo Fariña.

El ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray aparecerá en el escrito que presentará Leonardo Fariña  en la ampliación de su declaración indagatoria prevista para esta semana en la marco de la causa de enriquecimiento ilícito.

De acuerdo a Fariña, el ex funcionario exigía un pago equivalente al 5% de la obra pública en cuestión en concepto de coima a cambio de no investigar facturas truchas.  El arrepentido detalla en su escrito: «Si el ex titular de la AFIP se enteraba de que lo habían dejado afuera de un pago, no dudaba e mandar un ejército de inspectores a allanar al emisor contratista de las facturas, quienes procuraban llegar a un arreglo para luego no enfrentar causas en lo penal tributario».

Para llevar a cabo los sobre precios en las obras públicas y cobrar «retornos», los empresarios necesitaban emitir montañas de facturas truchas y usualmente solicitaban al receptor de ese dinero protección frente a Echegaray,  quien de acuerdo a Fariña, este cobraba una coima por no investigar esa montaña de facturas ilegales.

De acuerdo a su escrito, Fariña declaró: «Existía un sistema de retornos y recaudación que operó al mando de Néstor y Cristina Kirchner».

En el escrito de 38 fojas, Fariña dio más detalles del mecanismo adoptado durante los gobiernos kirchneristas. De acuerdo al empresario, el primer paso en este sistema fue la modificación de la ley de Obras Públicas: «El Poder Ejecutivo impulsó un nuevo sistema que permitió reemplazar el acopio de materiales  por los anticipos financieros. Por esta reforma, el contratista que ganaba una licitación accedía a un pago inmediato de entre el 10% y el 20% de la obra a fines de ayudarlo con la puesta en marcha del proyecto».

A su vez, según el escrito presentado por Leonardo Fariña, este porcentaje que recibían era equivalente al «retorno» que los empresarios debían darle a ciertos funcionarios públicos como Julio De Vido, ex ministro de Planificación y José López, ex secretario de Obras Públicas.