Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 2 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Control de efedrina: ¿De mal en peor?

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich junto a Martín Verrier, el subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, en una visita al Registro de Precursores.

Luego de que el narcotraficante Esteban Pérez Corradi declarara ante la jueza Maria Romilda Servini de Cubría que le pagaba coimas a Ramón Granero, el responsable del Ministerio de Seguridad del Registro de Precursores Químicos durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, el organismo que controla los insumos para hacer drogas quedó en manos de dos funcionarios que responden a Gabriela Michetti: Walter Klik y Carlos Brun. Por otra parte, el Registro de Precursores mantendrá a Horacio Messina, un ex miembro de la SIDE.

Kilk era comunero macrista hasta que perdió las internas a manos del candidato de Horacio Rodriguez Larreta y, de ahí, recaló en el área de Narcotráfico como director de Evaluación Técnica y Control de Precursores Químicos. Algo similar ocurrió con Brun, quien trabajaba en la comuna 13 y recaló en Seguridad.

Ambos comuneros, con poca experiencia en área de Precursores Químicos, dependen de Martín Verrier, subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico.

Por su parte, Messina trabajaba en el área de intimaciones del Registro durante la crisis de la efedrina y, actualmente, toma decisiones como si fuera un director.

Otro caso emblemático es el del ex prefecto Eduardo Barreiro, vinculado al área de comercio exterior, quien al declarar ante Servini de Cubría admitió que no es un experto en narcotráfico.

Por el momento, la causa por el tráfico de efedrina mantiene procesados a las máximas autoridades de la Sedronar, pero todavía no se profundizó en las ramificaciones del negocio en los servicios de inteligencia ni en la Aduana.