Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 25 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

«Creía que llevaban a la gente a los campos de concentración para reeducarla».

El documental «Una vida alemana» cuenta la historia de Brunhild Pomsel, la secretaria del jefe de la propaganda nazi Joseph Goebbels. En la película, la mujer de 105 años aseguró que se afilió al partido Nazi «porque todo el mundo lo hacía en ese momento» y confesó: «Creía que llevaban a la gente a los campos de concentración para reeducarla».

El largometraje destaca la negación de la entrevistada, quien repite las frases «no recuerdo», «no entendía» o «allí no sucedía nada». Sin embargo, durante breves instantes de reflexión Pomsel  se pregunta «¿para qué?» y «¿con qué fin?» sucedió el Holocausto.

«No me considero culpable, a no ser que se culpe a todos los alemanes por hacer posible que aquel gobierno llegara al poder», declaró la anciana.

Luego de ver el film, Brunhild agregó: «Es importante para mí que, después de haber visto el documental, me he visto como en un espejo en el cual pude reconocer todo lo que había hecho mal, pero, en verdad, no hice nada más que tipear para Goebbels«.

Aún así, la mujer admitió haber falsificado información para el régimen. De hecho, aumentó el número de mujeres alemanas que supuestamente estaban siendo violadas por el Ejército Rojo y disminuyó las estadísticas de los soldados nazis caídos en combate.

Sobre Joseph Goebbles, Pomsel dijo que casi no lo veía, y que duda que él supiera su nombre. Lo recuerda como una persona con encanto e increíblemente vanidoso. A su vez, contó que en su búnker nunca faltaba alcohol.