Santo en la Web y en la Red

25 de mayo, 2024

Cristina. “Este gasoducto fue planificado en el año 2015 y recién se ejecutó en nuestro Gobierno”.

Criticó a la oposición.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reafirmó que si bien se busca “exportar” gas con el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), el otro objetivo es garantizar “gas y petróleo para nuestra industria” para que sea “más competitiva”.

“Esto no fue magia, estos 573 kilómetros” que abarca el tramo del gasoducto “vienen a coronar la recuperación de nuestra petrolera de bandera (YPF)”, dijo la Vicepresidenta durante el acto de inauguración del GPNK en el partido bonaerense de Salliqueló.

Señaló que se busca llegar con el gas a “los hogares argentinos porque no es justo que, si tenemos la segunda reserva gas del mundo no convencional, nos quieran cobrar las cosas a precio dólar y precio internacional”.

Además apuntó a la oposición de Juntos por el Cambio (JxC) por haber hecho que la Argentina vuelva a los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Destacó la visión estratégica del último tramo del gasoducto que termina en Salliqueló porque, dijo, “queríamos que primero se fuera a la provincia de Buenos Aires, al corazón de la industria argentina y la mayor productora oleaginosa y de granos” del país.

En un tramo más político y ante las elecciones, contrapuso la realización de la obra planificada, en 2015, bajo su administración y gran parte ejecutada en la actual gestión, a su casi paralización durante el Gobierno del expresidente Mauricio Macri.

“Este gasoducto fue planificado en el año 2015 y recién se ejecutó en nuestro Gobierno. En los 4 años que sucedieron no hubo ninguna planificación”, remarcó.

“¿Saben cuántos kilómetros de red troncal de gasoductos se construyeron entre el 2016 y 2019?, 53 kilómetros. ¿Saben cuantos se construyeron entre el 2003 y 2015? 3.211 kilómetros, que además inyectaron 26 millones de metros cúbicos día a la red”.

La expresidenta criticó a los empresarios que adjudican la situación económica actual a las “decisiones equivocadas” de la dirigencia política.

“No sé qué les pasa a los empresarios, que cuando se juntan entre ellos hacen un concurso para ver quién dice la boludez más grande”,

Destacó que la inauguración del nuevo tramo del GPNK le permitirá a la Argentina “ahorrar 4.200 millones de dólares”, lo que representa el 50% de los 8.700 millones de dólares que se gasta en importación de gas, pero dijo, sin embargo, que aún “nos quedan más de 4.000 millones de balanza negativa y esta balanza negativa no la provocó ningún político, ni ninguna empresa estatal”.

Seguir leyendo