Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 4 de diciembre, 2021
Info

Cuba. El grupo que llamó a manifestarse denunció «militarización» y extendió las protestas.

Serán hasta el 27. Advierte que «el recrudecimiento de la represión contra la ciudadanía y los manifestantes pacíficos no es ni será aceptada».

El grupo opositor cubano Archipiélago atribuyó a la «militarización extrema de las calles» y al bloqueo en sus hogares de más de 100 activistas que la marcha opositora no pudiera realizarse como se había anunciado.

Anunció que extenderá hasta el sábado 27 las acciones en reclamo de cambios.

Una declaración del grupo advirtió que el Gobierno respondió con una «militarización extrema de las calles, más de 100 activistas sitiados, detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, actos de repudio, violencia, amenazas, coacción y discursos de odio» al llamado a marchar.

La organización, que tiene 30 mil miembros en sus redes de dentro y de afuera de la isla, había convocado a manifestarse por la liberación de los presos políticos, por los derechos ciudadanos y por mayor apertura democrática, pese a que las autoridades prohibieron la protesta.

El texto advierte que «el recrudecimiento de la represión contra la ciudadanía y los manifestantes pacíficos no es ni será aceptada».

Para la protesta extendida hasta el 27, Archipiélago pide a sus seguidores vestir de blanco y usar rosas blancas como emblemas, hacer videos individuales y participar en un «cacerolazo» por las noches.

Archipiélago denunció además que una de sus coordinadoras, Daniela Rojo, a la que había dado por desaparecida hacía tres días, «está secuestrada por la Seguridad del Estado», según comunicó a su familia un oficial de esa entidad, sin precisar «donde la tienen».

Tres opositores emblemáticos detenidos Manuel Cuesta Morua, la dirigente de las Damas de Blanco, Berta Soler, y su marido, el expreso político Ángel Moya, fueron liberados.

También fueron arrestados la historiadora Carolina Barrero, que había estado impedida de salir de su casa desde hacía 200 días, y Guillermo Fariñas, detenido desde el viernes en la central ciudad de Santa Clara.

La casa del fundador de Archipiélago, el dramaturgo Yunior García, seguía custodiada por la policía, luego de que el domingo se le impidiera marchar solo por una avenida de La Habana con una flor blanca en su mano.

La fecha del 27 para terminar las protestas no es casual: ese día se cumplirá un año del “plantón” de más de 300 jóvenes artistas frente al ministerio de Cultura cubano en reclamo de libertad de expresión.