Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 25 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Educación: Cada vez hay menos maestros.

La docencia ha sido una de las profesiones más elegidas por las mujeres en distintas épocas, la comodidad de los horarios y la jornada labora cortal si se trabaja un sólo turno ha permitido a muchas mamás desarrollarse como maestras sin dejar de lado su hogar. Sin embargo, durante los últimos 10 años la formación de docentes ha caído un 25%. ¿Por qué ya no se elige esta carrera?

La falta de docentes es un problema a nivel nacional pero más aún se observa en la Ciudad de Buenos Aires, en particular en el nivel primario y en materias como Química, Inglés, Música, Física e Historia. Actualmente, hay más de 700 horas cátedra de distintas materias que no son adjudicadas por falta de profesores. Si bien algunas horas pueden  ser tomadas por otros profesionales como abogados, contadores no es lo mismo por no tener contenidos pedagógicos para explicar su materia.

De acuerdo a una de las autoridades de la Escuela Normal N°2 Mariano Acosta, un emblema porteño en la formación de docentes hace 10 años que la carrera viene en descenso y este año eso se volvió más grave aún porque se puede ver cursos sin maestras.  Entre institutos de formación superior privados y estatales, en 2004 egresaron 561 maestros. Diez años después, en 2014, lo hicieron apenas 423.

Las razones por las cuales ya no se elige esta profesión no son definitivas. Los reclamos de sueldo, el bajo ingreso de dinero en comparación con las horas que se trabaja dentro de una escuela y en la casa también corrigiendo y preparando la clase podría ser una. Los problemas con los padres y con los alumnos a causa de mala conducta también podría ser un causante de agotamiento y abandono de la carrera. La caída de la imagen del docente como referente dentro de la sociedad se ve en la elección de la profesión también. ¿Ya no es inspirador formar personas?