Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 26 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

El divorcio más caro de la historia. 300 millones de dólares tiene que pagar el emir de Dubái a la más joven de sus 6 esposas.

La princesa fue acusada de tener un romance con su guardaespalda

Se considera el mayor divorcio en la historia legal británica: un acuerdo de más de £500 millones que involucra al multimillonario emir de Dubái y a su exesposa.

La Corte Suprema de Reino Unido le adjudica a la princesa Haya Bint Al-Hussain el pago de una suma única por un total de £251,5 millones (más de US$300 millones).

Haya es la más joven de las 6 esposas del jeque Mohammed Bin Rashid Al-Maktoum, el poderoso gobernante de Dubái, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos.

La princesa, de 47 años, es hija del difunto rey Husein I de Jordania, y es medio hermana del actual rey Abdalá II.

La sentencia otorga a la princesa Haya además, otras sumas para cubrir los costos de administración dedos propiedades en Reino Unido: una junto al Palacio de Kensington de Londres, y otra que es su residencia principal en Egham, Surrey, en el sudeste de Inglaterra.

También se prevé un”presupuesto de seguridad”, así como vacaciones, sueldos y alojamiento para un enfermero y niñero o niñera, vehículos blindados para la familia y la cobertura del gasto de mantener varios ponis y mascotas.

Se han otorgado pagos garantizados de £5,6 millones (US$7,41 millones) al año por cada uno de sus hijos: una niña de 14 y un varón de 9, que serán asegurados con una garantía de £290 millones (US$£384 millones).

Esta larga batalla judicial ha puesto el foco en el mundo normalmente cerrado de las familias reales de Medio Oriente.

La princesa Haya huyó de Dubái a Reino Unido con sus hijos en 2019 diciendo que temía por su vida, después de descubrir que su esposo el jeque había secuestrado a dos de sus propias hijas, Sheikha Latifa y Sheikha Shamsa, y las había regresado a Dubái, en contra de su voluntad.

El jeque Mohammed, de 72 años, quien también es una figura muy influyente en el mundo de las carreras de caballos, ha negado los secuestros, a pesar de que una sentencia del Tribunal Supremo de Reino Unido de 2020 dice que, con toda probabilidad, sí ocurrieron.

El jeque publicó un poema titulado “Viviste, moriste”, que muchos interpretaron como una amenaza a la princesa tras descubrir que estaba teniendo un romance con su guardaespaldas, un exmiembro del ejército británico.

La princesa Haya continuó recibiendo amenazas después de mudarse a Reino Unido, con mensajes que decían “podemos contactarle en cualquier lugar”.

Ha gastado grandes sumas de dinero en seguridad por temor a que sus hijos fueran secuestrados y trasladados de regreso a Dubái.