Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 3 de agosto, 2021
Info

«Estoy convencido que el coronavirus salió de un laboratorio de Wuhan se les escapó»

Lo afirmó el fundador de l .empresa de biotecnología Moderna. El biólogo canadiense Derrick Rossi no considera que el escape haya sido deliberado.

El biólogo canadiense Derrick Rossi, fundador de la empresa de biotecnología Moderna, dijo estar convencido de que el covid salió del laboratorio BSL-4 del Instituto de Virología de Wuhan.

El científico, que fue galardonado con el premio Princesa de Asturias por “explotar su descubrimiento sobre la capacidad de transformar y reprogramar células madre pluripotentes gracias a tecnologías basadas en el ARN”, dijo al diario español El Comercio que no cree en un origen natural del SARS-CoV-2.

“Este virus es tan diferente al de los murciélagos que me parece improbable que haya sido un salto natural. Es un hecho que un laboratorio en Wuhan trabajaba con él y yo estoy convencido de que salió de allí, que se les escapó. No creo que haya sido deliberado, simplemente estaban estudiándolo y hubo un accidente. China lo niega, claro, pero es la explicación que veo más lógica”.

Rossi también consideró que esta pandemia “ha sido algo excepcional”, aunque advirtió que “no hay duda de que habrá más patógenos que salten a los humanos y causen enfermedades. Espero que estemos más preparados para ello”.

«Todas las vacunas son seguras, y está demostrado que ayudan a frenar la pandemia”.

“Puede pasar que el virus cambie o se haga endémico, como la gripe, y tengamos que vacunarnos cada uno o dos años” con dosis de refuerzo.

Sobre los virus, dijo que son “la unidad evolutiva más perfecta que existe. Saben adaptarse a cualquier inconveniente y puede que este logre adaptarse a la vacuna”. Sin embargo, el científico celebró que “lo bueno de la tecnología del ARN mensajero (que usan la vacuna de Moderna y la de Pfizer) es que, rápidamente, somos capaces de adaptarnos también a él, así que soy optimista”.

“Lo que más nos costó fue levantar la infraestructura para producir y repartir la vacuna, pero eso está solucionándose y cada vez tenemos mayor capacidad para llegar a todo el mundo”.