Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

Federico Storani. 9 años de prisión para el hombre que mató a su hijo y a la mamá.

Por ahora no irá preso.

9 años de prisión a Pablo Torres Lacal por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” de Manuel Storani, hijo del dirigente radical Federico Storani; la madre del nene Ángeles Bruzzone y un hombre que iba en la lancha conducida por el condenado hace siete años.

Así lo determinó el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de San Isidro en fallo unánime. No quedará detenido por ahora sino que permanecerá en libertad hasta que quede firme el fallo en el Tribunal de Casación de la Provincia de Buenos Aires.

Más de 100 personas se concentraron en el hall de los tribunales. Cuando se conoció la condena se escuchó un grito al “vamos” que llegó de sala de audiencias.

El hecho por el que se juzgó a Torres Lacal ocurrió el 31 de marzo de 2016 cuando Manuel de 14 años, viajaba junto a su madre y otras cuatro personas en una lancha que -cerca de las 23- fue violentamente embestida por otra embarcación conducida por el imputado.

Como consecuencia del choque en el Canal Vinculación, murió Manuel, su madre y Francisco Javier Gotti, que viajaba en la lancha conducida por Torres Lacal.

La decisión del Tribunal se sustentó a partir de que las pruebas recogidas mostraron que “la conducta asumida por Torres Lacal traspasara el ámbito de la imprudencia, para convertirse en un hecho doloso”.

“La primera sensación es de alivio. No puedo estar contento jamás, porque nadie me va a devolver la vida ni de Manuel, ni de Angeles; y tampoco me gusta que haya personas que sean privadas de la libertad, por una cuestión ideológica, pero tiene que haber un nivel de responsabilidad en el funcionamiento de las instituciones para que la sociedad mejore su calidad”, sostuvo Storani tras el fallo.

Los jueces argumentaron en el veredicto que Torres Lacal, de 55 años, “administró un riesgo sumamente amplio con su accionar, en plena conciencia y conocimiento de sus actos, y habiendo sido advertido, momentos antes, de un posible desenlace como el que finalmente ocurrió, por un empleado de la estación de servicio donde previamente el acusado había concurrido a cargar combustible a altísima velocidad”.

“Estoy muy conforme, estoy muy agradecido con el tribunal. No sé mucho de leyes pero que haya sido unánime quiere decir que este muchacho mató a mi hermana y a Manuel. Después de siete años y medio sigo con la misma sensación de cuando me llamaron por teléfono para avisarme lo de mi hermana”, dijo Javier Bruzzone, hermano de Ángeles.

“Respecto del dolo, no se trata de que el autor haya tomado en serio un peligro que ha reconocido, sino de que haya reconocido un peligro que debe ser tomado en serio”, explicaron los jueces Alberto Ortolani, Sebastián Hipólito Urquijo y Gonzalo Aquino en la resolución.

En

Seguir leyendo