Santo en la Web y en la Red

16 de abril, 2024

Francia. El gobierno adoptó por decreto su reforma jubilatoria. 217 detenidos por protestas.

Carros hidrantes y gases lacrimógenos.

El gobierno de Francia adoptó su reforma jubilatoria por decreto, sin someterla al voto de la Asamblea Nacional (cámara baja)

Las protestas callejeras derivaron en disturbios que dejaron al menos 217 detenidos.

Tras una reunión de crisis, el Ejecutivo optó por recurrir al artículo 49.3 de la Constitución, un mecanismo que le permite aprobar la iniciativa prescindiendo del voto legislativo, ante el temor de no reunir el apoyo necesario en la cámara baja, donde no cuenta con una mayoría absoluta.

Entre gritos de la oposición de izquierda, que entonó el himno nacional La Marsellesa, la primera ministra, Élisabeth Borne, tuvo que forzar la voz en el hemiciclo de la Asamblea para anunciar el uso de dicho artículo.

Miles de personas se congregaron entonces al grito de “huelga general” en la plaza de la Concordia para protestar contra la reforma y contra el uso de ese mecanismo legal, cuyos detractores consideran antidemocrático.

La policía intervino con carros hidrantes y gases lacrimógenos.

Las protestas fueron incrementándose y la Policía de París informó que arrestó a personas acusadas de incendiar y dañar mobiliario público, y de enfrentarse con los uniformados.

Pese al rechazo de dos de cada tres franceses, según los sondeos, Macron decretó retrasar gradualmente la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030 y adelantar a 2027 la exigencia de aportar 43 años (y no 42 como hasta ahora) para cobrar una pensión completa.

Durante el Consejo de Ministros que autorizó el uso del arículo 49.3, el presidente estimó que no se podía jugar “con el futuro del país” y que “los riesgos financieros y económicos eran muy grandes” para perder la votación.

Seguir leyendo