Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 3 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Francia. En elecciones parlamentarias el Presidente Macron perdió la mayoría absoluta.

El 53.08% de lo ciudadanos en condiciones de votar no lo hicieron.

La alianza de centro del presidente Emmanuel Macron perdió su mayoría absoluta en el Parlamento, ante el progreso del frente de izquierdas y la gran recuperación de la extrema derecha en las elecciones legislativas.

Según las proyecciones del instituto Elabe la alianza ¡Juntos! de Macron obtendría entre 230 y 245 escaños en la Asamblea (cámara baja), la Nueva Unión Popular Ecológica y Sociales (Nupes, izquierda) entre 150 y 160 y la Agrupación Nacional (extrema derecha), de 85 a 90.

Con la mayoría absoluta en 289 escaños, la primera ministra Élisabeth Borne consideró un «riesgo» para el país estos resultados y prometió buscar desde el lunes «una mayoría de acción». «No hay alternativa a esta unión para garantizar la estabilidad», dijo.

Aunque la negociación es habitual a falta de una mayoría absoluta en el Parlamento, la nueva legislatura exigirá una constante negociación del oficialismo en Francia, acostumbrado hasta el momento a imponer el peso de su bancada.

Por ejemplo, tendrá que abrir negociaciones que se anticipan nada fáciles para poder sacar adelante su programa reformista, como el retraso de la edad de jubilación de 62 a 65 años.

Para alcanzar la mayoría absoluta, el partido Los Republicanos (derecha) y sus aliados UDI (67 a 71 escaños) podrían volverse claves para Macron. El presidente de LR, Christian Jacob, aseguró que se quedarán en la oposición, descartando un pacto de gobierno.

La izquierda planteó los comicios como una «tercera vuelta» de la presidencial, al considerar que los franceses reeligieron a Macron el 24 de abril para impedir la llegada al poder de su rival ultraderechista Marine Le Pen, y no por sus ideas.

Aunque el mandatario pierde su mayoría absoluta, el primer frente de izquierdas en 25 años –izquierda radical, ecologistas, comunistas y socialistas– se queda lejos de su objetivo de ganar e imponer a Jean-Luc Mélenchon como primer ministro.

«Encarnaremos una oposición firme, sin connivencia, responsable, respetuosa de las instituciones», dijo Le Pen desde su bastión en Hénin-Beaumont (norte), donde revalidó su escaño, felicitándose de haber hecho de Macron un «presidente minoritario».

La participación era clave en la segunda vuelta, pero, según el ministerio del Interior, un 53,08% de los 48,7 millones de franceses llamados a las urnas no acudieron a votar.

Tras un primer mandato marcado por las protestas sociales contra su política hacia las clases populares, por la pandemia de coronavirus y los efectos de la guerra en Ucrania, Macrón se enfrenta a un segundo mandato complicado.