Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 29 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Francia. Una nueva variante de la cepa Covid fue detectada al sur de Marsella.

Tiene 46 mutaciones. Investigan a 12 pacientes contagiados

Investigadores de la Universidad de Aix-Marsella en Francia detectaron una nueva variante del Covid-19 a la que denominaron IHU, con 46 mutaciones y 37 deleciones.

La investigación fue publicado en la plataforma de ‘preprints’ medRxiv y muestra el resultado del análisis a doce pacientes de la ciudad de Forcalquier, a unos 100 kilómetros de Marsella, en el sur de Francia.

En las pruebas PCR se identificaron mutaciones que mostraron una «combinación atípica», al tiempo que se permitió dar con el caso cero, correspondiente a un hombre que regresó de un viaje a Camerún.

Investigadores de la Universidad de Aix-Marsella informaron la detección de una nueva variante del coronavirus (Covid 19) a la que se denominó IHU.

«El análisis de estos pacientes reveló 46 mutaciones y 37 deleciones que dieron como resultado 30 sustituciones de aminoácidos y 12 deleciones. Catorce sustituciones de aminoácidos, incluidos N501Y y E484K, y 9 deleciones se encuentran en la proteína de pico», señalaron los investigadores a través de un comunicado.

Además enfatizaron en que «estos datos son otro ejemplo de la imprevisibilidad de la aparición de variantes del SARS-CoV-2» y de su introducción en un área geográfica determinada desde el extranjero.

No hay más información sobre esta nueva variante y los investigadores tendrán que seguir observándola para saber si es más transmisible o letal, según advirtió el portal local Le Figaro.

Las pruebas muestran que la variante porta la mutación E484K, que se cree que la hace más resistente a las vacunas, y también la mutación N501Y, que se vio por primera vez en la variante Alfa y que se cree que la puede hacer más transmisible.

«Estas observaciones muestran una vez más lo poco predecible que es la aparición de nuevas variantes del SARS-CoV-2 y su introducción desde el extranjero y ejemplifican la dificultad de controlar dicha introducción y posterior propagación», señala el grupo de científicos en la publicación.