Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 17 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Harry y Meghan brillan en Hollywood. En su primera gran aparición pública del año apoyaron al pueblo de Ucrania.

Recibieron un premio de una asociación
que defiende los derechos de las personas de raza negra y que lucha por la desigualdad racial.

Después de 3 meses sin acudir a ningún evento público, los Sussex lo hicieron al ser galardonados en California durante la gala de los NACCP Image Awards, una asociación fundada en 1909 que defiende los derechos de las personas de raza negra y que lucha por la desigualdad racial.

El príncipe Harry y Meghan Markle resaltaron una vez más explotando su papel de personas influyentes en Estados Unidos.

Los organizadores quisieron reconocer el «logro notable y un valioso servicio público» de los Sussex por su ayuda a un refugio para mujeres de Texas, promoviendo la igualdad de vacunas y creando centros de ayuda comunitarios.

En el momento de subir al escenario y aceptar el premio, el Príncipe Harry y Meghan Markle no dejaron pasar la oportunidad de rendir homenaje al pueblo de Ucrania, que, en palabras del hermano del príncipe William “necesita urgentemente nuestro apoyo continuo como comunidad global”.

Meghan y Harry habían mostrado su apoyo a Ucrania a través de un comunicado publicado en su página web Archewell.

«El duque y la duquesa de Sussex y todos nosotros en Archewell nos solidarizamos con el pueblo de Ucrania en contra de esta violación del derecho internacional y humanitario, y animamos a la comunidad mundial y a sus líderes a hacer lo mismo», se pudo leer en el mismo. Además de este pronunciamiento sobre la invasión rusa a Ucrania, durante la gala el príncipe Harry explicó por qué cree que él y Meghan Markle estaban destinados a estar juntos a pesar de los diferentes entornos de los que ambos proceden: “Vengo de un entorno muy diferente al de mi increíble esposa, pero nuestras vidas se unieron por una razón. Compartimos el compromiso de una vida de servicio, la responsabilidad de combatir la injusticia y la creencia de que los que son pasados por alto con mayor frecuencia son a los que más importa escuchar”.

«No podría estar más orgullosa de que estemos haciendo este trabajo juntos. Nos mudamos a California, mi estado natal, poco antes del asesinato de George Floyd. Para la América negra, esos nueve minutos y 29 segundos trascendieron el tiempo, invocando siglos de nuestras heridas sin cicatrizar. En los meses que siguieron, mientras mi esposo y yo hablábamos con la comunidad de derechos civiles, nos comprometimos nosotros mismos y nuestra organización, Archewell, a iluminar a aquellos que están promoviendo la justicia racial y el progreso”, añadió Meghan.

Incluso en los looks escogidos por ambos, los Sussex hicieron un guiño a la comunidad negra. Mientras que Harry usó un clásico traje de Ozwald Boateng, Meghan optó por un vestido azul de dos tonalidades y con abertura en la pierna, de Christopher John Rogers. Los dos diseños son creaciones de personas de raza negra.