Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Hermana del rey Carlos III. Estuvo en las Islas Malvinas para recordar el final de la guerra.

La visita tomó por sorpresa a la Argentina.

La princesa Ana del Reino Unido y su esposo, el vicealmirante Tim Laurence estuvieron en las Islas Malvinas a pedido de su hermano, el rey Carlos III. .

Durante su estadía, Ana se reunió con la gobernadora de las islas, Alison Blake, y con los funcionarios de la Asamblea Legislativa y asistió a varias recepciones con los miembros de la comunidad local.

Visitó la base de Mount Pleasant de las Fuerzas Británicas de las Islas del Atlántico Sur y colocó una corona de flores en el “Monumento de la Liberación” en Puerto Argentino para conmemorar el 40º aniversario del “fin del conflicto” de 1982, como escribió la familia real en su cuenta oficial de Twitter.

Tuvo un encuentro con los desminadores, que fueron los encargados de quitar las minas de los campos tras la guerra.

La visita tomó por sorpresa a la Argentina, y el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, criticó el viaje en redes sociales tras conocerse la noticia.

“La princesa Ana, de la Casa Real británica, llegó a Argentina sin avisar. Su país incumple el derecho internacional con su presencia colonial en el Atlántico Sur en contra de las resoluciones ONU y del clamor mundial. Tal vez eso explique la descortesía”, escribió el funcionario en Twitter. Y sumó el hashtag #LasMalvinasSonArgentina.

La Cancillería Argentina emitió un comunicado en el que dijo que “rechaza el despliegue de actividades oficiales de la Princesa Ana de la Casa real británica, en las Islas Malvinas, en razón de que la misma se ha llevado a cabo en ejercicio de la ocupación ilegal británica en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

“El gobierno argentino llama una vez más al Reino Unido a retomar las negociaciones de soberanía en cumplimiento de la resolución 2065 y demás resoluciones de la Asamblea General y su Comité Especial de Descolonización”, suma el escueto texto que cierra: “Es hora de que el Reino Unido cumpla con el mandato de la comunidad internacional y ponga fin a la anacrónica situación colonial en esos archipiélagos, que son parte integrante de la República Argentina”.