Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 22 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Infanta Cristina de España. Anuncio de divorcio de su esposo Iñaki Urdangarin.

Desde hace mucho tiempo no duermen juntos. Iñaki tiene relación amorosa con una compañera de trabajo.

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin decidieron separarse, según un comunicado oficial conjunto.

Se informó que el matrimonio ha decidido “de común acuerdo, interrumpir su relación matrimonial”.

La ruptura se produce después de que la semana pasada la revista Lectura publicara unas imágenes del ex Duque de Palma paseando de la mano con otra mujer.

“El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin”, informaron en el comunicado.

La infanta Cristina de Borbón (56 años) e Iñaki Urdangarin (54), la hija de los reyes eméritos y el exjugador de la Selección Española de Balonmano,
separaron tras 24 años de matrimonio y 4 hijos.

La infanta renunció a todo por su ahora ex marido.

Su impresionante boda real en Barcelona, el nacimiento de sus cuatro hijos, su día a día institucional bajo el paraguas y la protección de la Casa Real. Todo se fue a pique en 2009 cuando, por consejo del rey Juan Carlos (84), instó a su hija y a su yerno a vivir fuera de España.

Los entonces duques de Palma se instalaron en Washington.

Iñaki Urdangarin ya aparecía en los informes policiales del Caso Nóos. En 2011, dos años después, Zarzuela decidía apartar de la vida pública al marido de la infanta Cristina.

El 12 de octubre de aquel año sería la última vez que el duque de Palma presidía un acto oficial y el 29 de diciembre Urdangarin, imputado por corrupción.

La infanta Cristina aguantó estoicamente. En abril de 2013, Cristina también fue imputada y tuvo que huir de Barcelona, donde soportó pintadas cerca del colegio de sus hijos en las que se increpaba a su marido.

La familia instaló su hogar en Ginebra, en Suiza. Una vez más, una vida nueva, lejos de España.

En enero de 2014 se confirmaba la imputación de la infanta y la llamada del juez José Castro para sentarla en el banquillo.

Cristina no hizo caso al consejo de su padre, el Rey, de su hermano, el entonces heredero, ni de la institución, que le pedían el divorcio inmediato de su marido.

Una separación a tiempo del hombre que tenía un pie en la cárcel habría provocado un camino más sencillo para la rehabilitación de su imagen. Ella se negó.

Ese mismo 2014, Juan Carlos abdicó y Felipe, ya al frente de la Corona, apartó a su hermana de la Familia Real. Con ello se rompería también la relación personal entre ellos.

En 2015 Felipe VI revocó el derecho que tenía Cristina para usar el título de duquesa de Palma de Mallorca.

La decisión se concretó en un Real Decreto, firmado por el entonces entones presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (66), y el propio monarca.

En junio de 2016, Cristina se sentaba en el banquillo de la audiencia de Palma junto a su marido, Iñaki Urdangarin. «Confío plenamente en él y en su inocencia», aseveró.

Ella salió absuelta, pero su marido fue condenado a cinco años y diez meses de cárcel por varios delitos económicos. En julio de 2018, ingresó en el penal del municipio abulense de Brieva.