Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
jueves 29 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Israel. Reconoció la «fuerte posibilidad» de que haya matado a una periodista de Al Jazeera.

La periodista, de 51 años, nacida en una familia cristiana en la Jerusalén oriental ocupada, recibió un disparo en la cabeza el 11 de mayo mientras cubría una redada militar israelí en la ciudad de Jenin, en la Cisjordania.

El Ejército de Israel reconoció por primera vez la «fuerte posibilidad» de que uno de sus soldados haya matado en mayo pasado a la periodista palestino-estadounidense de Al Jazeera Shireen Abu Akleh.

Tras rechazar en numerosas ocasiones las acusaciones de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y la propia televisora.

«Hay una fuerte posibilidad de que la señora Abu Akleh fuera alcanzada accidentalmente por un disparo del Ejército israelí, que apuntaba a sospechosos identificados como hombres armados palestinos», declaró esa fuerza armada en las conclusiones de su investigación.

La periodista, de 51 años, nacida en una familia cristiana en la Jerusalén oriental ocupada, recibió un disparo en la cabeza el 11 de mayo mientras cubría una redada militar israelí en la ciudad de Jenin, en la Cisjordania.

Tras el deceso de Abu Akleh, que iba equipada con un chaleco antibalas con la palabra «prensa» estampada y con un casco, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y Al Jazeera acusaron inmediatamente a las fuerzas israelíes de haberla matado.

Investigaciones también efectuadas por la ONU y otros medios arrojaron que la bala que mató a la reportera había sido disparada por las fuerzas israelíes.

El Ejército israelí sostuvo que esas conclusiones carecían de fundamento e insistió en que resultaba «imposible» determinar cómo la periodista fue abatida.

Israel reconoció en las «conclusiones finales» de su informe que uno de sus soldados disparó en dirección a la periodista.