Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 7 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Juan Carlos Rey emérito de España. Alcohol y un disparo el segundo capítulo del pódcast de Corinna.

En el primero la empresaria alemana contó como empezó su relación con él.

Quedan muy pocos días para que salga el pódcast ‘Corinna y el Rey’, el proyecto de los periodistas Tom Wright y Bradley Hope en el que la empresaria alemana cuenta toda su historia con el rey emérito de España Juan Carlos.

Desspués de desvelar el contenido del primer episodio, ‘La Casita’, en la que cuenta cómo fue el comienzo de su relación, Vanitatis tuvo acceso a la segunda entrega.

El segundo pódcast de Corinna, titulado ‘Vivir del cuento’, se aborda el suceso más trágico de la vida del exmonarca.

La muerte de su hermano Alfonso, aquel fatídico suceso que tuvo lugar en la casa de Estoril donde se instalaron los condes de Barcelona durante su exilio. Es uno de los acontecimientos relacionados con la familia real de los que más se ha escrito y del que más versiones se han escuchado.

La muerte del infante Alfonso por un trágico accidente en el que se vio involucrada la pistola del rey Juan Carlos.

«Él me decía que su hermano menor era el realmente brillante, el guapo, el mejor jugador de golf, el hijo favorito de sus padres. Juan Carlos es muy disléxico y, a pesar de ser zurdo, lo obligaron a escribir con la mano derecha. Se vio obligado a obedecer. Sentía que su hermano menor era realmente la luz que brillaba en la familia», dice Corinna.

Era un Jueves Santo y esa misma mañana habían acudido a un torneo de golf en el que participaba, y se clasificó, el infante Alfonso, de 14 años.

Después de la misa pertinente regresaron a Villa Giralda, en donde los dos hermanos volvieron a jugar, como ya hicieran por la mañana, con la pistola que le habían regalado a un joven Juan Carlos de 18 años.

Un revólver del calibre 22 que, supuestamente, Juanito, como lo llamaba su madre, sostenía en sus manos, aunque la versión oficial ofrecida en aquel momento por la Embajada de España en Portugal decía que Alfonso había estado limpiando un revólver con su hermano cuando la pistola se disparó. La bala le dio en la frente al chico de 14 años, matándolo en cuestión de minutos.

Esa era la versión oficial, pero a lo largo de los últimos años se han escuchado diferentes teorías, siempre apuntando al rey Juan Carlos como responsable de la trágica muerte de su hermano.

Unas sospechas que Corinna Larsen no duda en abordar en el segundo capítulo del pódcast: «Claramente, estuvieron jugando a un juego estúpido. En cualquier caso, él cargó el arma. Nunca se ha investigado correctamente, claro, pero creo que, en el fondo de su alma y de su cabeza, él siente una gran culpa», dice.

«Tiene pesadillas al respecto. Creo que lo que más lo traumatizó fue que la primera reacción de su padre fue la de decir: ‘Prométeme que no lo hiciste a propósito’. Me puedo imaginar cómo se debió de sentir porque aquello significaba que el padre pensó que él había disparado deliberadamente a su hermano».

Corinna no duda en ir más allá y en compartir con los creadores del pódcast todas las confesiones que don Juan Carlos le hizo sobre el tema en la intimidad de esta casita del recinto de El Pardo en la que convivieron: «Sí, yo apreté el gatillo y lo maté… pero fue un accidente», cuenta la alemana, a la que tampoco le tiembla el pulso a la hora de hablar de la condesa de Barcelona, la madre de Juan Carlos.

«Su mamá, María de las Mercedes, se hunde en el alcohol, tanto que hasta llega a beberse su propio perfume. Durante años acude a un centro de rehabilitación».