Santo en la Web y en la Red

14 de abril, 2024

Juan Carlos Rey emérito de España. La Casa Real autoriza su regreso pero con una condición.

Ahora su hijo lo defiende.

El rey emérito Juan Carlos I volvería a repetir la visita de mayo del año pasado, cuando voló hasta Sanxenxo. El palacio de la Zarzuela autoriza ahora ese desplazamiento, pero no para acudir a las regatas en la costa gallega.

Tras ver archivadas las investigaciones de la Fiscalía sobre su patrimonio, don Juan Carlos comunicó, mediante una carta a Felipe VI, su intención de “continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi”, pero con intención de viajar “con frecuencia” a España.

Sin embargo, no ha vuelto a hacerlo desde su polémica visita a Sanxenxo.

Felipe VI no ha considerado conveniente que se produzca un regreso a Sanxenxo, por la polémica que se volvería a generar.

El rey defiende, y así lo dijo expresamente al presidente Pedro Sánchez cuando se pronunció hace unos meses en contra de un viaje España desde Abu Dabi, que su padre “no ha sido condenado”, y que le han reconocido la inmunidad en el Reino Unido. Por tanto, no hay motivo para que se le vete.

Sin embargo, el espectáculo mediático que se montó durante la estancia de don Juan Carlos en el puerto deportivo gallego alarmó a la Casa del Rey, de modo que, antes de que abandonara España con destino a emiratos, padre e hijo mantuvieron una larga charla en La Zarzuela en la que Felipe VI volvió a demandarle prudencia y discreción.

Se le ‘prohibió’ viajar de nuevo un mes después a Sanxenxo, donde tenía previsto participar en las regatas finales del campeonato.


Un problema, que no se oculta en Zarzuela, para la vuelta de don Juan Carlos a España, sea temporalmente o sea de una forma definitiva, es que hay que buscarle un lugar adecuado donde pueda vivir. Y precisamente el chalet de su amigo y compañero de regatas Pedro Campos en Sanxenxo ha quedado completamente descartado.

Tiene que ser una residencia que reúna condiciones adecuadas, con un mínimo de seguridad, pero también, como se ha escuchado a personas con acceso a La Zarzuela, “con un mínimo de decoro institucional”.

En resumen, que allí esté amparado, y que la calle “no se se convierta en un circo cada vez que entre o salga”, como ocurrió en su última vista a Sanxenxo.

Después de intensas negociaciones con la Casa del Rey, en sus visitas a España don Juan Carlos no se alojará en ninguna residencia de titularidad oficial, lo que descarta por completo un regreso, aunque sea solo por unos días, al Palacio de la Zarzuela.

Solo se acercará durante unas horas a la que durante años ha sido su residencia, de forma puntual para visitar a la familia, como ocurrió la última vez. Pero no le permitieron dormir allí.

Seguir leyendo