Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 26 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Juan Carlos Rey Emérito de España. Versiones de que deja su exilio en Arabia Saudita para radicarse en Madrid.

Ni pisará el Palacio de la Zarzuela donde vive su ex Sofia.

El rey emérito Juan Carlos, que vive en Emiratos Árabes Unidos desde hace quince meses, podría volver a España el 17 de diciembre.

Según dijo una persona de su entorno, el rey emérito, de 83 años, “tiene unas ganas locas de volver” y el gobierno dijo que respetará cualquier decisión, pero la opinión pública está dividida sobre el tema.

En su programa del canal Telecinco, la periodista Chelo García Cortés dijo que el rey Juan Carlos podría retornar a España el viernes 17 de diciembre porque desea pasar las vacaciones de Navidad con miembros de su familia.

Sin citar las fuentes, aunque «fiables al 100%» la periodista aseguró que el rey ya decidió incluso la ciudad en la que aterrizará el avión procedente de Emiratos Árabes Unidos.

Las especulaciones sobre el lugar donde vivirá el rey Juan Carlos cuando regrese a España llegaron a ser una cuestión de Estado, ya que la residencia de La Zarzuela, donde vive su esposa la reina Sofía, quedó descartada por completo.

Se asegura que el rey Felipe VI descartó de plano que su padre se reinstale en la que fue su residencia durante casi 50 años.

Otra periodista, Pilar Urbano, conocedora de los secretos de la familia real española, dijo hace unas semanas que Juan Carlos se aburre en la ciudad emiratí de Abu Dhabi, donde vive con un reducido grupo de ayudantes pagados por el Estado español, y que sus hijas, las infantas Elena y Cristina, están preparándole una vivienda en Madrid.

Según la periodista Silvia Taulés, el rey podría vivir en Madrid en la casa de su hija mayor, Elena, que tiene 500 metros cuadrados de superficie. Se cree que un apartamento como ese podría ser la solución ideal ante los problemas de movilidad física que el exmonarca experimenta desde hace años.

La noticia del posible regreso de Juan Carlos llega en un momento en que las opiniones de los españoles están muy enfrentadas.

Según una encuesta publicada en el diario Nius, el 38% de los ciudadanos apoyaría su vuelta, frente a un 33,9% que opina que no debería hacerlo. Casi una cuarta parte de los encuestados manifestaron que la cuestión les resulta indiferente.

Juan Carlos no ha sido imputado por ningún delito, pero estas investigaciones mancharon aún más la imagen del rey emérito, que abdicó en 2014 por la indignación generada tras las revelaciones de su vida privada y de los casos de corrupción de la familia real.

Según Juan Carlos, su exilio voluntario tenía como fin “contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad” ante “la repercusión que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada”.

Juan Carlos I dejó a la reina Sofía en Madrid y se instaló en Abu Dhabi, donde fue bien recibido or la familia real emiratí. Su salida de España, sin embargo, se había venido gestando entre el Gobierno y la Casa Real desde semanas antes, cuando el Sunday Telegraph reveló un generoso “regalo” millonario a Don Juan Carlos por parte del ya fallecido rey saudita Abdallah. Esto llevó a que Felipe VI anunciara el 15 de marzo que retiraba su asignación el rey emérito.

Ahora está siendo investigado por la justicia española y suiza por múltiples escándalos financieros, sobre todo por haber cobrado presuntamente una comisión de 65 millones de euros (75 millones de dólares) por la construcción en 2011 de una línea ferroviaria de alta velocidad en Arabia Saudita.

En una entrevista con la escritora francesa Laurence Debray, Juan Carlos reconoció que sufrió “muchas presiones” para irse de España y que decidió hacerlo para “no molestar a la corona”.

“Algunos están muy contentos de que me fuera”