Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 22 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Juan Carlos rey emérito de España. Sigue adelante el juicio realizado por su ex amante.

Es en Londres hostigamiento, difamación y vigilancia ilegal

El juez británico Matthew Nicklin negó a la defensa de Juan Carlos I la posibilidad de paralizar el juicio por hostigamiento, difamación y vigilancia ilegal contra el rey emérito.

El abogado Daniel Bethlehem había solicitado permiso para apelar la decisión tomada por el magistrado la semana pasada de denegar al exmonarca la inmunidad legal para ser juzgado por la demanda interpuesta por su examante Corinna Larsen.

La representación legal del anterior monarca español había acudido a la Sala 76 del Real Tribunal de Justicia de Londres para intentar convencer al magistrado de que se replanteara su decisión.

Bethlehem, con la prudente cortesía necesaria para no despertar la irritación del juez Nicklin, le ha dicho que se ha equivocado al interpretar jurídicamente la cuestión de la inmunidad, pero también que estaba dando ventaja procesal a la demandante si le permitía (sugería, más bien) modificar su escrito de acusación para escapar definitivamente a la trampa de la inmunidad legal del rey emérito.

El juez había pedido a la parte demandante que modificara esa parte del texto para señalar que Roldán había actuado de modo privado y como amigo del ex rey, para evitar cualquier impresión de que sus actos (sus acercamientos a Larsen para pedirle que se alejara del rey emérito) tenían cobertura estatal.

La defensa puso sobre la mesa argumentos generales para seguir sosteniendo la inmunidad, y sobre todo la necesidad de que el asunto se resolviera antes de proceder con el resto del juicio: por la novedad del asunto ―un ex jefe de Estado que reclama inmunidad por el título que retiene―; por la alta sensibilidad de todas las acusaciones y por la complejidad legal de la inmunidad estatal en el derecho internacional privado.

Larsen ha estado presente en la sala durante las más de dos horas de debate jurídico, sin dejar de tomar notas o comentar intervenciones concretas con el equipo de abogados y relaciones públicas que le acompañan

El juez Nicklin ha decidido, por una cuestión de economía procesal, que el juicio debe seguir adelante.

A finales de diciembre de 2020, la examante de Juan Carlos I relató en su reclamación de daños el acoso que, siempre según su versión, había sufrido directamente del rey emérito o de personas en su nombre, como el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán.

Con la pretensión, según Larsen, de recuperar los casi 65 millones de euros que le había transferido de manera “irrevocable” en 2012, o de reanudar la relación sentimental, la empresaria relata en una extensa demanda las supuestas amenazas, vigilancia electrónica y seguimientos a los que ella y su equipo de asesores se vieron sometidos, así como las numerosas difamaciones que se vertieron contra ella.