Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 28 de septiembre, 2020
Info

JUBILADO QUE MATÓ AL LADRÓN. Arresto domiciliario. VIDEO

Uno de sus hijos declaró que su padre «quiso defender lo suyo».

Adolfo Ríos, de 71 años acusado, de matar de un balazo en el tórax a uno de los 5 delincuentes que el viernes pasado ingresaron a robar a su casa de Quilmes fue beneficiado con un arresto domiciliario.

La medida fue dispuesta por el juez de Garantías 2 quilmeño, Martín Nolfi, y cumplirá con la morigeración en la casa de un familiar.

El juez le concedió el beneficio bajo juramento de presentarse ante el juzgado cada vez que se lo requiera, por lo que no tendrá que utilizar una tobillera electrónica.

Ríos tiene problemas de salud y por su edad es parte del grupo de riesgo ante la pandemia de coronavirus.

“Usa un bastón y el domingo se descompensó y tuvieron que llevarlo al hospital”, dijo su abogado Hugo Icazati, quien explicó que su defendido no va a cumplir la domiciliaria en su propia casa porque allí sufriría amenazas y amedrentamientos por lo ocurrido.

Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego por disposición del fiscal Ariel Rivas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Quilmes.

El letrado apuntó contra el proceso llevado a cabo a partir de la detención del jubilado, ya que “el sábado por la mañana, que fue cuando lo indagaron”, el fiscal Rivas le había asegurado “que posiblemente no lo iban a detener, que se iba a morigerar y podía estar en su casa”.

“Para el mediodía habían cambiado tres veces la calificación, pasó de defensa propia a abuso en la defensa, a homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, que tiene una pena mínima de diez años y cuatro meses” , explicó.

El hijo del jubilado, Federico, acompañado por sus dos hermanas y vecinos, dijo que su padre “quiso defender lo suyo” y que “ahora está en una situación que no salió a buscar sino que entró a su casa” y que “se trató de defender” porque “tiene sangre en las venas”.

Federico dijo que tienen “miedo” de sufrir represalias.

Los familiares acompañados por vecinos estuvieron en la puerta de la fiscalía de Quilmes.

Gabriela, otra de las hijas, dijo que “Quilmes es tierra de nadie”, que están «a merced de los chorros» y que su padre es “un hombre que trabajó toda su vida”.

El hecho ocurrió el viernes cuando los ladrones ingresaron a robar a la vivienda de Ríos, quie fue sorprendido mientras dormía.

Fue golpeado e intimidado por los asaltantes con un destornillador mientras le exigían dinero.

En ese momento extrajo una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros de su propiedad y les efectuó al menos seis disparos que los hizo huir de inmediato.

En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve a uno de los ladrones, de 26 años, que se encontraba desarmado, forcejeó con Ríos cuando el hombre se dirigió hacia él portando el arma de fuego hasta que en un momento dejó de moverse, por lo que los investigadores creen que ese fue el momento en que le disparó en el tórax.