Santo en la Web y en la Red

25 de febrero, 2024

Jubilados. Bonos de $55.000 en enero y en febrero para quienes cobren la mínima. Si se aprueba la “Ley Ómnibus” habrá sumas mensuales.

No hay novedades para quienes estén por arriba de ese piso. 

El Gobierno anunció que pagará los dos bonos pendientes por 55.000 pesos cada uno a los jubilados que cobren el haber mínimo, en los meses de enero y febrero. Además, se realizarían subas mensuales en caso de que se aprueben los artículos referidos a las jubilaciones que se encuentran en la “Ley Ómnibus” que el presidente Javier Milei envió al Congreso.

El beneficio había sido anunciado por el ex ministro de Economía Sergio Massa en octubre, pero se había pagado solamente en noviembre. Ahora, la administración actual firmó un decreto para que se pague el dinero correspondiente a los próximos meses y la remuneración siga siendo de un poco más de 160.000 pesos.

Se trata de la misma suma que Anses pagó al aplicar el último aumento trimestral de 2023, de 20,87% y que llevó a la mínima a 105.000 pesos.

El Ministerio de Economía señaló que la decisión se tomó en función de “la grave situación socioeconómica que atraviesa nuestro país, que ha ocasionado, entre otras cuestiones, un alza acelerada del índice de precios, con especial incidencia en los adultos mayores de menores ingresos, para quienes es necesario acudir a su sostenimiento“.

En tanto, el presidente Milei espera que el Congreso apruebe la “Ley ómnibus” para que se suspenda la actualización que rige en la actualidad. Uno de sus artículos (el 106) propone suspender la aplicación del artículo 32 de la Ley 24.241 que establece el ajuste de los haberes por jubilaciones y pensiones, de la que también dependen la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, entre otros beneficios. 

El ministro de Economía, Luis Caputo, confirmó que hasta que la ley se apruebe, si es que esto ocurre, los haberes se seguirán ajustando mediante la fórmula actual. Si la idea del Gobierno tiene luz verde, el Ejecutivo establecerá un esquema de aumentos mensuales discrecionales con criterio de la inflación del mes anterior al pago de los haberes, hasta que se logre una mejor fórmula automática. 

Seguir leyendo