Santo en la Web y en la Red

23 de febrero, 2024

La gran boda royal del año. El casamiento del príncipe de Brunéi dura 9 días.

La novia luce un vestido diferente casa día.

Fue definida como ‘la gran boda royal’ de este 2024. Según se había anunciado de manera oficial desde el propio palacio del sultanato de Brunéi, el enlace entre “el príncipe Abdul Mateen y Anisha Rosnah se celebrará por nueve días”.

El gran banquete de gala fue en el palacio Istana Nurul Iman, donde fue la ceremonia principal.

Este acto ha sido utilizado por la actual esposa de la sexta figura en la línea de sucesión de la jefatura del Estado de la isla de Borneo, uno de los jóvenes solteros más cotizados a nivel internacional, para lucir el que es su quinto vestido de novia.

Un diseño joya de corte atemporal, acompañado por un velo estilo hiyab con tiara incluida, que han podido presenciar en el salón Singgahsana Indera Buana más de un millar y medio de invitados.

Anisha Roshan ha optado para el que podría ser su último look nupcial por una pieza plateada de silueta sirena, cuello corto y manga larga de marcada hombrera, confeccionado en tul y tafetán con incrustaciones de Swarovski bordadas a mano a lo largo de la prenda.

Para complementar este vestido, la esposa del príncipe influencer ha decidido utilizar accesorios elaborados en el mismo material, entre los que han destacado un pendiente doble perlado y un collar de diamantes con estrella frontal.

Además de un imponente velo de estilo hiyab, el cual cumple con las creencias de la religión musulmana predominante en el sultanato, presidido por una tiara de siete puntas.

De esta manera, Anisha Roshan continuaba con la propuesta utilizada para la gran ceremonia. En esta ocasión, la ahora ‘royal’ era fotografiada con un vestido blanco de raso repleto de incrustaciones doradas, de manga larga, falda en forma de A y cuello de pico. Este también era rematado por un largo velo bordado de tejido joya y estilo hiyab, además de una tiara de diamantes con pendientes y un collar de gran colgante, a juego.

Dicha ostentosidad no fue trasladada a todos los looks nupciales lucidos por la joven. El minimalismo también formó parte del que podíamos definir como su ‘armario de bodas’ y su cuarto modelo destacó por su simplicidad.


Seguir leyendo