Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 27 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

«Las balas no eran para el chiquito sino para otro de los que estaba ahí y que tenía problemas con los narcos». Tenía 15 años. Lo asesinaron.

Dispararon desde un auto. Otros 2 jóvenes heridos de bala.

Un adolescente fue asesinado y otros dos jóvenes resultaron heridos cuando les dispararon desde un auto.

La víctima fatal fue identificada como Jesús Mijail Enrique, de 15 años, y los heridos como Tobías Nain M, de 18 y Jesús Mario F. de 24.

Ocurrió en la entrada de una casa de pasaje 1717 al 7400, en la zona sudoeste de la ciudad de Rosario, cuando un auto al pasar por el lugar efectuó disparos contra la vivienda.

Las víctimas estaban en la puerta de la propiedad, y en el interior se encontraba Carolina Mayra V., de 24 años y pareja de Jesús F.

Según relato de vecinos, los jóvenes estaban sentados de espalda a la calle cuando pasó el auto con al menos dos personas, y tras una breve detención, de adentro del vehículo se efectuaron al menos diez disparos.

Mijail se levantó y corrió unos metros hacia la vivienda y se desplomó en el piso, como intentando protegerse.

La mujer, comenzó a gritar desesperadamente, y un vecino se acercó y levantó a Jesús F. para llevarlo a un hospital.

En el camino se cruzó con un móvil policial quienes tomaron conocimiento de lo sucedido y se dirigieron hasta la escena del hecho.

Una vez en el lugar, los efectivos policiales encontraron a Mijail ya fallecido y a poca distancia a Tobías herido que posteriormente fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez.

Vecinos de la zona sospechan que «las balas no eran para el chiquito, sino para otro de los que estaba ahí y que tenía problemas con los narcos de la zona».

El caso quedó a cargo del fiscal de Homicidios de turno Gastón Ávila, quien ordenó el relevo de cámaras de vigilancia, toma de testimonio a probables testigos y todas las medidas necesarias para la investigación.