Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 25 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Le dispararon 6 balas. 5 impactos en el tórax y uno en un pómulo. Reclamó por el arreglo de un teléfono celular y fue atacado.

Fue operado. El agresor detenido. No tiene antecedentes pero si una denuncia por amenazas.

Ramón, de 19 años, recibió 6 balazos después de reclamar por el arreglo de celular.

Todo comenzó en una barbería ubicada donde se encontraba la víctima junto a 2 amigos en ese momento llegó al lugar otro joven. Ramón le reclamó por un fallido arreglo de su celular.

Eso derivó en una discusión hasta que el joven se fue del negocio de Avellaneda. A los pocos minutos regresó a bordo de un automóvil Peugeot 206 de color gris junto a su padre, quien amenazó a Ramón con un arma de fuego.

El joven y su padre se retiraron de la zona, pero cuando Ramón y sus amigos abandonaron la barbería, fueron interceptados a unos 100 metros.

El padre del joven, de 46 años, bajó del vehículo y le efectuó al menos 6 disparos de arma de fuego a Ramón, quien luego de unas cuatro cuadras, en la esquina de avenida Mitre e Italia, cayó al suelo malherido, con 5 impactos de bala en el tórax y uno en el pómulo.

Los amigos de la víctima huyeron en distintas direcciones luego del ataque balazos, mientras que los agresores se fugaron luego de herir a Ramón.

El joven fue trasladado de urgencia al hospital Fiorito, ubicado a pocas cuadras, donde luego de ser operado quedó internado.

Los investigadores lograron establecer el domicilio del agresor.

Los agentes montaron una vigilancia en la zona y las pocas horas salió del interior de la vivienda el Peugeot 206, que fue interceptado a las pocas cuadras, el cual era conducido por el acusado, quien iba acompañado de familiares.

Se requisó el interior del auto y se encontró la riñonera en la que el imputado portaba el arma de fuego al momento del hecho.

Se allanó la casa del acusado, en la cual se secuestró un revólver calibre .32 marca Tiber sin numeración, pero que no es la utilizada en el ataque, y la aprehensión del hombre de 46 años.

El imputado no tiene antecedentes pero sí una denuncia por amenazas.

El hombre fue indagado por el delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa” y quedó detenido.

La víctima declaró que le dispararon ambos.

SEGUIR LEYENDO…