Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 26 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Lo subieron a un auto cuando lo sacaron de una fiesta de cumpleaños. Apareció muerto en un camino rural.

La policía encontró 7 vainas servidas. A primera vista recibió disparos en la cabeza y en el tórax.

La Justicia busca determinar si Brian Oviedo, el joven rosarino de 18 años hallado asesinado en un camino rural de la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez y que era buscado desde hacía tres días, fue secuestrado en una fiesta y llevado a bordo de un auto por un hombre.

Esa es la principal pista sobre la que trabaja el fiscal de Homicidios Dolosos a cargo de la causa, Alejandro Ferlazzo, en base a elementos aportados por testigos y por los padres de Brian, que trabajaba como mozo en un local de comidas de un shopping de Rosario.

El cuerpo del joven fue encontrado por un vecino en un terreno aledaño al club de fútbol Renato Cesarini y, de acuerdo a lo que pudo detectarse a primera vista, se encontraba boca abajo y presentaba dos impactos de bala en el cráneo y el tórax.

En la escena se encontraron siete vainas servidas.

Tras el hallazgo del cuerpo en «estado de descomposición», Jorge Oviedo, padre de Brian, junto a la madre de la víctima, se hicieron presentes en el lugar y reconocieron de inmediato el cuerpo de su hijo por la ropa que llevaba puesta.

Tras la autopsia, la Fiscalía confirmó científicamente que se trata del joven cuyos padres habían denunciado el domingo 2 de enero que desconocían su paradero luego de participar de una fiesta de cumpleaños en una vivienda particular.

Según testigos del caso, amigos de la víctima un hombre al que no conocían ingresó a la fiesta, abrazó a Oviedo y lo retiró el lugar, aparentemente obligándolo a subir a un automóvil.

«Creo que si el fiscal se hubiera movido de un principio yo hoy no estaría por velar a mi hijo. Lo mataron el mismo día y aparece a los dos días», dijo Ivana, y recordó que luego del aviso llamó «al Comando (Radioeléctrico) para que busquen a mi hijo y ellos lo tomaron como que ‘ahora va a volver’, que espere un rato más. En la comisaría no me quisieron tomar la denuncia». Además, la mujer dijo que en la fiesta de la que desapareció su hijo mayor participaron unas 15 personas y que el mismo domingo fue hasta el lugar.

La mujer ya había contado que el domingo alrededor de las 6 de la mañana un grupo de chicos llamó a la puerta de su casa y le contó que Brian había desparecido, y que un hombre al que no conocían se lo había llevado de la fiesta.

«Sale el hijo y me cuenta la historia que lo agarraron entre unos pibes, que lo golpearon para subirlo (a un auto) con dos motos que lo escoltaban, y el padre sale y me dice que no vieron nada», contó.

Y agregó. «Quiero saber por qué de tantas personas nadie dijo a dónde se llevan al pibe, el dueño de casa por qué no salió».

Jorge Oviedo, el padre de Brian, explicó hoy que le «duele en el alma la forma en la que lo han matado, calculo que ni a un animal se mata como lo mataron a mi hijo con tanta alevosía».

El hombre sostuvo que «al que lo mató a mi hijo lo perdono, lo único que le digo es que a mi hijo lo mató mal, no hay códigos para nada, no hay más respeto».

En los días previos al hallazgo del cuerpo, el papá del joven inició una búsqueda por cuenta propia y llegó hasta el barrio La Granada, en el sur de Rosario, donde habló con una mujer que reconoció a su hijo por una foto y le contó que estuvo en su casa hasta las 6 del domingo festejando un cumpleaños.

«Le mostré a la mujer la foto del documento y me contestó que mi hijo estuvo ahí aproximadamente a las 6 de la mañana con otros chicos comiendo pizzas que ella había preparado y luego se fueron en un auto Renault 12».

El padre del muchacho continuó su búsqueda y dio con un vecino, que le indicó que «vio un auto y dos motos».

«El auto estaba dando vueltas desde temprano y casi cuando terminaba el cumpleaños uno de ellos ingresó a la fiesta a buscar a mi hijo», contó Oviedo padre.

Esos datos fueron aportados al fiscal Ferlazzo, quien trabaja sobre la pista de que Brian fue capturado cuando estaba en la fiesta por personas que intenta identificar.ImprimirDescargarCopiar