Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Lula. Criticó caso de gatillo fácil en Río y alerta sobre el avance del crimen organizado en Brasil.

Fue tras la muerte de un niño de 13 años.

El presidente de Brasil, Lula da Silva, crítico la violencia contra “el pueblo pobre negro” ejercida por la policía de Río de Janeiro, controlada por el gobernador bolsonarista Claudio Castro.

Fue tras la muerte de un niño de 13 años en un caso de gatillo fácil en una favela, pero al mismo tiempo ofreció ayuda a las fuerzas de seguridad para enfrentar al crimen organizado “que se está apoderando del país”.

“La policía tiene que saber diferenciar entre un delincuente y un pobre que caminaa por la calle”, aseguró el presidente.

El lunes pasado, Thiago Flausino, de 13 años, fue asesinado por una bala nueve milímetros de una pistola policial durante un operativo realizado por la policía de Río de Janeiro en la favela Ciudad de Dios, en la zona oeste de Río de Janeiro, en un caso que generó gran conmoción en todo el país.

Según el Instituto Fuego Cruzado, con la muerte del niño, que participa de un proyecto social que proveía jóvenes futbolistas a los clubes de primera división, llegó a 32 el número de adolescentes baleados en Río, de los cuales 15 fallecieron.

“El pueblo pobre negro de la periferia necesita ser tratado con respeto para que nunca ocurra lo que pasó con un chico de 13 años por un policía sin preparación. Un ciudadano que le tira a un niño no estaba preparado para ser policía. Necesitamos crear condiciones. La policía tiene que diferenciar lo que es un bandido y un pobre que camina por la calle. El gobierno federal debe ayudar a los gobernadores. El crimen organizado se está apoderando del país”, aseguró Lula.

Seguir leyendo