Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 4 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Marcha por la joven condenada tras sufrir un aborto espontáneo.

Más de 40 organizaciones sociales, feministas y de derechos humanos marcharon por todo el país para exigir la libertad de Belén, la joven tucumana que sufrió un aborto espontáneo en un hospital y que ya lleva dos años en prisión por «matar a su bebé».

En abril, los jueces de la Cámara Penal III, Dante Ibáñez, Néstor Rafael Macoritto y Fabián Adolfo Fradejas, condenaron a la joven a ocho años de cárcel por «homicidio doblemente agravado por el vínculo y la alevosía”. Desde entonces, el comité de derechos humanos de ONU pidió al Estado argentino que tome medidas inmediatas. A la vez, Amnistía Internacional recogió más de 120.000 firmas que respaldan el pedido de libertad.

Desde su celda, Belén escribió: “En esta sociedad muchas veces para ocultar algo, buscan alguien a quien echarle la culpa. Señalan con el dedo a personas a que no pueden defenderse y se las acusa. No se las escucha. Son culpables por su cara, por su ropa, por ser pobres o por ser mujer como yo. A nadie le importó lo que yo tenía para decir. Yo dije mi verdad, pero nadie me escuchó. Me creyeron culpable apenas me vieron. Todos han hablado de mí como si yo fuera un monstruo. Ahora siento que estoy más cerca de que se haga justicia para mí. Siento que por fin mi palabra vale. Pero cada noche cuando me voy a dormir pienso que yo estoy acá y los que me acusaron, señalaron y condenaron están afuera. Para ellos es la libertad, para mi la cárcel. Esta sociedad se convierte en suciedad cada día que pasa sin que haya justicia. Desde hace dos años y cuatro meses que no vuelvo a mi casa, que no veo a mi familia. Eso es lo que más lamento, que me separaron de mi familia. Ojalá que ninguna otra chica tenga que pasar lo que estoy viviendo yo”.