Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

María Marta García Belsunce. Pachelo le confesó a un preso con el que compartió celda que la mató.

Declaró la hermana de la víctima Irene Hurtig.

La fiscalía del juicio por el asesinato de María Marta García Belsunce aseguró ante el tribunal de cargo del debate que un preso que compartió calabozo con el principal imputado, Nicolás Pachelo,

Le contó a uno de los fiscales instructores que el exvecino que Pachelo le confesó que mató a la socióloga y le reveló dónde había descartado el arma homicida.

El planteo fue realizado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, quien consideró la posibilidad de que su colega de Pilar, Andrés Quintana pueda declarar ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) 4 sanisidrense sobre un supuesto testigo, ya que el preso murió el 21 de agosto del año pasado.

La defensa de Pachelo se opuso al planteo de la fiscalía.

Los integrantes del TOC 4 difirieron la resolución de este planteo para más adelante.

Por otro lado, declaró la hermana de la víctima, Irene Hurtig, a quien se la vio acompañada por su hermano Horario y por el viudo Carlos Carrascosa, quien por primera vez se acercó hasta los tribunales de San Isidro.

«No tengo dudas de que Pachelo tuvo que ver en la muerte de mi hermana», declaró Irene,

Recordó que María Marta le había dicho que Pachelo «era un tipo peligroso» y relató una reunión de socios del Carmel que se realizó a mediados de septiembre de 2002 porque varios vecinos habían «tenido problemas» con el ahora acusado, ya sea por el robo de palos de golf, de una computadora o la rotura de un alambrado.

También declaró Juan Ramón Gauvry Gordon, el médico de la primera ambulancia que llegó a Carmel para asistir a la víctima y que fue juzgado y condenado por encubrimiento en el segundo juicio de 2011, aunque luego terminó absuelto