Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
miércoles 19 de junio, 2019
Info

MARTHA WOLFF. La mala comparación.

Más allá de las declaraciones inoportunas de  Catherine Fulop hizo en un día de recordación lo que preocupa es la comparación que hizo.

Los kapos o los sapos como está escrito estaban obligados a hacer su trabajo sucio con privilegios en alimentación y condiciones laborales con el auto convencimiento que se salvarían con respecto a los demás judíos. Los kapos no realizaban trabajos manuales, sino que ejercían funciones de supervisión. La decisión de la SS de escoger a uno u otro prisionero como Kapo era táctica, y su objetivo era que las órdenes se transmitieran de la forma más fluida posible y se impusiesen sin escrúpulos.  De esta manera llevar al terreno del conflicto venezolano que el ejército sea el que sale a matar a sus hermanos es haber entendido una parte de la Historia con graves errores de interpretación. Los soldados de Maduro son empleados del Estado que eligieron la carrera militar porque les gusta o porque tienen afinidad. Son pagos y responden a la orden de defenderse o matar por la Patria, Los kapos eran esclavos de un sistema que lo que quería era matar judíos y si no obedecían todos lo pagaban con la muerte. No había una concepción nacionalista sino religiosa discriminatoria para borrarlos de la faz de la tierra y ser los nazis los dueños del mundo.

Los kapos obedecían y los judíos no tenían armas, no eran soldados y todos estaban bajo ese sistema de burla organizativa de control entre hermanos en que algunos eran más poderosos y además porque conocían sus idiomas y sus psicología.

Pienso que el cine, la literatura, el teatro, la televisión y todo medio de comunicación que ha sido tan importante para dar a conocer el espanto de lo que fue la Shoá seguramente su tema ha sido tergiversado como en este caso comparativo de grave error.

El drama de Venezuela cuenta con opositores y adherentes al sistema que está reinando, pero tiene líderes, recursos internacionales y humanos que invitan a la rebelión y con un ejército que lucha por un país y su sistema de gobernabilidad. En los campos de concentración eran todos condenados a morir, nadie en el mundo los defendió y muchos de los kapos también murieron por ser judíos.

Como dicen en los films con respecto al argumento: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Invitada
Martha Wolff
Periodista y escritora