Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 30 de noviembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Más de 200 robos. Cayó la banda denominada «Los 33 orientales».

2 huellas digitales fueron clave para que la Policía los detuviera.

Una banda a la que se le atribuyen 20 asaltos y entraderas en distintos barrios porteños fue desbaratada.

4 integrantes, al cabo de allanamientos realizados en Caballito y Parque Chacabuco, fueron detenidos luego de que los investigadores lograran identificar a uno de ellos por dos huellas dactilares halladas en la casa de un hombre al que amenazaron con cortarle los dedos de una mano y le robaron 2.000 dólares.

Las investigaciones se iniciaron por un robo cometido por 3 delincuentes la noche del 12 de mayo en el barrio porteño de Caballito, que tuvo como víctima a un hombre al que lesionaron con un cuchillo cuando amenazaron con cortarle los dedos de la mano derecha para robarle 2.000 dólares y 100 euros, además de una suma en pesos y diversos objetos de valor.

De acuerdo a la declaración de la víctima, ese día se encontraba en su departamento del séptimo piso, fue sorprendido por una persona que le advirtió que se tirara al piso y luego lo ató de pies y manos con precintos.

El dueño de casa vio que por el balcón ingresaron dos personas más, cómplices del primer delincuente, junto a quien revolvieron todo el departamento en busca de dinero.

Uno de los ladrones lo hizo levantarse e ir hasta su habitación, donde la víctima le indicó que guardaba dinero en el interior de una lata que había en el ropero.

Le exigieron al dueño de casa oro y plata, lo golpearon, lo amenazaron con una arma y le provocaron cortes en dos dedos de la mano derecha, que amenazaron con cortarle.

La banda se apoderó de una consola PlayStation 4, de una mochila con documentos y de un teléfono celular y, tras amordazar al dueño de casa, escapó.

Con la intervención de detectives y peritos de Policía Científica en la pesquisa, se obtuvieron dos huellas dactilares clave para identificar a uno de los delincuentes.

Los investigados 5 delincuentes llamaban «el búnker», ya que allí llevaban el producto de robos, los policías hallaron una pared falsa en el cielorraso, detrás de la cual se ocultaban teléfonos celulares, equipos de comunicaciones tipo «handy», elementos de efracción y de reducción de personas, como así también una PlayStation 4 y una campera deportiva utilizada al momento de cometer el robo en Caballito.

A partir del análisis de uno de los teléfonos secuestrados, los efectivos lograron identificar a un cuarto sospechoso y hallaron conversaciones en un grupo de WhatsApp llamado «Los 33 Orientales», nombre mediante el cual se identificaban para convocar reuniones en una calle del barrio de Boedo,