Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 1 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Monseñor Aguer «recargado».

El arzobispo continuó con las declaraciones polémicas y esta vez atacó a los periodistas.

Monseñor Héctor Aguer explicó acerca de su escrito «La Fornicación»: «La bulla tuvo origen en mi artículo ‘La fornicación’ publicado el 23 en El Día, de La Plata. El género de ese escrito podría definirse ‘crítica de las costumbres’; se me ocurrió porque leo la sección Espectáculos del cotidiano platense y porque en el suplemento deportivo de La Nacion encontré que el Ministerio de Salud brasileño había enviado 450.000 preservativos a la Villa Olímpica. Parece que fueron usados; acabo de enterarme de que al concluir los Juegos los baños estaban taponados por la cantidad de condones arrojados en ellos».

Con referencia a los periodistas, Aguer expresó: «Los periodistas que me entrevistaron en los últimos días no parecían haber leído mi artículo; sus preguntas iban dirigidas a que yo les diera la razón; después ellos quedaban con el micrófono y podían criticar o burlarse a voluntad. Jamás dije, como aparece en la nota de La Nacion, que ‘la masturbación es animaloide’; más aún nunca mencioné esta conducta. La ligereza de algunos periodistas me parece un peligro».

Finalmente, se defendió asegurando que había recibido apoyo: «He recibido varios cientos de mensajes de adhesión; todos dicen: ‘por fin alguien habla’. No me extraña el intento de oponer mi estilo pastoral al del Papa Francisco. El año pasado un periódico de fin de semana me calificó de ‘enemigo histórico suyo’. Sé muy bien quién es el Sumo Pontífice y el amor y obediencia que le debo. En cuanto al estilo, ¿por qué olvidan la frecuente dureza de sus pronunciamientos? No son todo caricias».