Santo en la Web y en la Red

24 de junio, 2024

Murió tenor argentino. Infarto en el escenario.

Alejandro Meerapfel tenía 54 años.

El barítono argentino Alejandro Meerapfel murió de un infarto a los 54 años mientras se presentaba en un concierto en un festival de música de la localidad de Ambronay, en el este de Francia.

Según trascendió, el artista participaba del concierto del conjunto Capella Mediterranea y el coro de cámara de Namur bajo las órdenes del director argentino Leonardo García Alarcón. El acto fue interrumpido y evacuaron al público mientras los servicios de emergencia atendieron a Meerapfel, que no pudo ser reanimado.

La noticia fue confirmada por los organizadores del evento a través de un comunicado. “Les anunciamos con tristeza que el barítono Alejandro Meerapfel falleció de un infarto en el escenario ayer por la noche durante un concierto“, expresaron.

El cantante interpretaba el papel de “Dios padre” en el oratorio “Dono della Vita Eterna” de Antonio Draghi cuando se descompensó y se desplomó tras su segunda intervención. El episodio ocurrió más de una hora después de iniciado el espatáculo.

A través de la red social Facebook, el director García Alarcón despidió a Meerapfel y escribió: “Alejandro era un ángel en la Tierra. Antes del concierto, su sonrisa y su buen humor llenaron las almas de todo el equipo artístico y del festival. Fue un ejemplo para todos nosotros como hombre y como músico, con una voz inolvidable por la nobleza de su timbre y la profundidad del artista. La tristeza es inmensa. No hay palabras para expresar lo que sentimos cuando partió hacia otro mundo“.

El barítono estaba casado y era padre de dos hijos. Había comenzado a estudiar música a la edad de 6 años en San Carlos de Bariloche y luego se formó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

A lo largo de su carrera, se presentó como solista en lugares como el Teatro Colón, Konzerthaus de Viena, Victoria Hall y Grand Theatre de Ginebra, Auditori de Barcelona, Hebbel Theatre de Berlín y el Villete de París, entre muchos otros.

Seguir leyendo