Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
domingo 25 de octubre, 2020
Info

No hay cese del fuego. Los azerbaiyanos continuaron bombardeando.

Rusia y Turquía reclaman que se cumpla el pacto de paz.

Los Gobiernos de Rusia y Turquía llamaron a Azerbaiyán y Armenia a respetar los acuerdos logrados durante las consultas en Moscú, incluido el del alto el fuego, en el conflicto que los dos países mantienen por la soberanía de Nagorno Karabaj.

Los cancilleres de Rusia, Serguéi Lavrov, y de Turquía, Mevlut Cavusoglu, llamaron a las partes del conflicto en Nagorno Karabaj a respetar los acuerdos logrados y el cese del fuego.

«Se destacó la necesidad de cumplir a rajatabla todos los puntos de la declaración conjunta de los ministros de Exteriores de la Federación de Rusia, la República de Azerbaiyán y la República de Armenia del 10 de octubre», informó el Ministerio de Exteriores ruso.

Desde el Ministerio de Exteriores turco se informó que Cavusoglu pidió a Lavrov influir en Armenia para que cumpla con el alto el fuego en Nagorno Karabaj.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, se había declarado dispuesto a entablar de inmediato las negociaciones con Armenia, aunque por otro lado mantiene su posición de reclamar el inmediato retiro de tropas de su vecino del territorio.

«Estamos dispuestos a empezarlas (las conversaciones) mañana mismo, así que todo depende de las acciones del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, de su calendario de trabajo. Por nuestra parte, estamos dispuestos a empezar de inmediato», asegur El presidente azerbaiyano Aliyev en una entrevista con RBC.

Por el lado armenio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la «República de Artsakh» (como los armenios bautizaron Nagorno Karabaj) retrucó desde su página de Facebook que «los acuerdos alcanzados en Moscú son un paso práctico para poner fin a la agresión armada desatada por Azerbaiyán y Turquía en alianza con terroristas internacionales contra la República de Artsakh».

«La tregua humanitaria debe ser observada estrictamente por Azerbaiyán y sentar una base sólida para el restablecimiento completo de los acuerdos sobre el cese del fuego y las operaciones militares del 12 de mayo de 1994 y sobre el fortalecimiento de la cesación del fuego el 6 de febrero de 1995», agrega el texto.

Ambas partes se acusaban de violar la tregua y anoche se registraron bombardeos azerbaiyanos sobre Stepanaker, la capital de la región de Nagorno Karabaj.