Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

Nora Dalmasso. A pesar de los 17 años del crimen un fiscal inició una nueva investigación.

“La víctima tiene el derecho a que se determine la verdad aunque el delito haya prescripto”, había reclamado el fiscal de Cámara tras la absolución del viudo.

17 años después del femicidio de Nora Dalmasso, ocurrido el 26 de noviembre del 2006 en su casa de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, un fiscal inició una nueva investigación tras el juicio que absolvió al viudo Marcelo Macarrón.

Aguarda el resultado de un “mapeo y trazabilidad” de 45 muestras genéticas, con la intención de identificar al autor del crimen, cuyo ADN quedó en la bata que llevaba puesta la víctima al momento del ataque.

La causa ya prescribió por la cantidad de años que transcurrieron, el Tribunal que el año pasado absolvió a Macarrón (62), ordenó remitir el expediente a la fiscalía general para que se designe a un nuevo fiscal que haga un reinvestigación con las pruebas que ya están incorporadas.

“La víctima tiene el derecho a que se determine la verdad aunque el delito haya prescripto”, había reclamado el fiscal de Cámara Julio Rivero al tribunal de la Cámara.

El tribunal coincidió con el fiscal Rivero en que “no se pudo sostener la acusación” contra el viudo y señaló que “no la mató un sicario. Fue víctima de femicidio y de violencia de género (figuras penales inexistentes al momento del hecho). La mató una sola persona conocida por ella”.

Para el fiscal Rivero, el ADN del asesino de Nora está en el cinto de la bata que se utilizó para asfixiarla y matarla. Es un “desconocido, que hay que identificar”.

El expediente quedó en manos del fiscal de Primer Turno de Río Cuarto, Pablo Jávega.

Seguir leyendo