Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de septiembre, 2021
Info

Nueva Zelanda. La variante Delta de coronavirus supera lo que esperaban.

Siguen vigentes las restricciones pese a las protesta. Temen que el Sistema de Salud colapse.

Nueva Zelanda reconoció que su ambiciosa estrategia de «cero Covid» podría ya no ser viable, al continuar la propagación de un brote de la contagiosa variante Delta del coronavirus que ya acumula más de 70 casos.

En Australia el estado donde queda la ciudad de Sydney, también golpeado por la variante Delta, informó 830 nuevos casos, un récord a nivel nacional por segunda día seguido, luego de que autoridades extendieran su confinamiento un mes más.

La policía del estado de Nueva Gales del Sur detuvo a 250 personas y multó a más de 900 por participar de una protesta en Sydney contra la extensión del confinamiento, que rige desde junio pasado, cuando comenzó el actual brote de la variante Delta.

En Nueva Zelanda, el ministro encargado de la respuesta a la pandemia informó otros 21 casos como parte del brote aparecido la semana pasada en Auckland, la capital, después de seis meses sin infecciones locales, lo que provocó un cierre nacional.

El ministro Chris Hipkins agregó que la naturaleza contagiosa de la variante Delta la hace más difícil de contener,

«La escala del riesgo de contagio y la velocidad a la que se propaga el virus es algo que, pese a toda la mejor preparación en el mundo, puso a nuestro sistema sanitario en aprietos», dijo Hipkins.

La aparición de la variante Delta obliga a replantear la estrategia del Gobierno de la primera ministra Jacinda Ardern.

Delta «no se parece a nada que hayamos enfrentado antes en esta pandemia», admitió Hipkins.

«Cambia todo, significa que toda nuestra preparación existente se ve menos adecuada y surgen grandes dudas sobre nuestros planes de largo plazo», agregó el ministro.

El brote en Nueva Zelanda puso de relieve la lenta campaña de vacunación en el país, donde solo 20% de la población está plenamente inoculada.