Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

OJO X OJO. Le suspendieron el celular por no pagar la cuota alimentaria de su hijo.

Tambien le quitan la licencia de conducir hasta que cumpla con lo adeudado.

Un hombre que no cumplió con el pago de deuda de cuotas alimentarias a la madre de su hijo fue afectado por una decisión judicial en la que instaron a las companias telefonicas Claro, Movistar y Personal a no prestarle el servicio que ofrecen.

Según lo informó el periodista Tomás Martino en Infobae, La madre, del en aquel entonces menor, exigió el cumplimiento de un fallo judicial que en 2013 establecia y ordenaba al padre a pagar una cuota alimentaria y abonar las adeudadas hasta ese momento.

Hoy el hijo de ambos es mayor y vive con el hombre, que durante estos 10 años incumplió con la resolucion que lo obligaba al pago de lo adeudado a la madre.

Ante una nueva accion judicial de la mujer, los camaristas Roberto Jordá y Andres Cunto consideraron que “Quien no cumple, cuando puede hacerlo (o al menos no surge del expediente su imposibilidad), está contribuyendo a la generación de actividad de los tribunales de manera innecesaria y distrayendo recursos (materiales y humanos) que pueden afectarse para otros fines. Es imprescindible, desde nuestro punto de vista, hacer lo que corresponda para que esto no suceda”.

Bajo este argumento los jueces dispusioron “1) Suspensión del servicio de telefonía celular que pudiera encontrarse a nombre del Sr. M. A. D., ordenando a las empresas de telefonía móvil (Claro, Movistar, Personal) que operan en el mercado local a abstenerse de habilitar nuevas líneas telefónicas al nombrado (…), debiendo en la instancia de origen librar las pertinentes comunicaciones a dichas prestadoras y al ENACOM”.

Tambiém se dispuso la retención de la licencia para conducir, hasta tanto el progenitor cumpla con la deuda alimentaria. Deberá entregar su licencia en el Juzgado de Familia de primera instancia de Morón en un plazo de cinco días. En caso de no hacerlo tendrá que pagar una multa de 100 mil pesos por cada día de retraso.

Sucedió en la localidad bonaerense de Morón.

Seguir leyendo