Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 15 de agosto, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Oslo. Los servicios de inteligencia noruegos investigan los tiroteos que provocaron 2 muertos y 21 heridos.

El autor del ataque es un noruego de origen irani. Lo calificaron como un «acto terrorista islamita».

La Policía y los servicios de inteligencia de Noruega abrieron una investigación por un «acto terrorista islamista» tras el tiroteo ocurrido en el exterior de tres bares del centro de Oslo que dejó dos muertos, y que obligó a cancelar la marcha del orgullo LGTBIQ+ prevista para esta jornada.

El presunto autor del tiroteo, que causó dos muertos y 21 heridos, 10 de ellos de gravedad, es un noruego de origen iraní de 42 años.

Conocido por los servicios de inteligencia interior, también encargados de antiterrorismo.

«Es sospechoso de homicidio, intento de homicidio y acto terrorista» dijo un responsable de la policía, Christian Hatlo, en una conferencia de prensa.

«El número de heridos y de muertos, el número de escenas del delito -al menos tres- y porque existen buenas razones para creer que tenía la intención de sembrar el terror», añadió.

El servicio de inteligencia de Noruega dijo que estaba tratando el tiroteo como un «acto de terrorismo islamista» y elevó el nivel de amenaza, calificando la situación de «extraordinaria».

El sospechoso «tiene un largo historial de violencias y amenazas» y el servicio de inteligencia lo tiene en su radar «desde 2015 por preocupaciones respecto a su radicalización» y su pertenencia «a una red islamista», declaró el jefe de los servicios de inteligencia, Roger Berg.

Según Berg, los servicios de inteligencia habían hablado con él el mes pasado, pero no consideraron en ese entonces que tenía «intenciones violentas».

El sospechoso tiene «dificultades relacionadas con su salud mental».