Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de octubre, 2020
Info

Pobres. 18 millones y medio de personas no cubren sus necesidades básicas.

4 millones 800 mil personas padecen hambre.

La pobreza llegó al 40,9% en el primer semestre del año, lo que implica que unos 18,5 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas. 

A su vez, la indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas que a junio padecían hambre, según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En comparación con el último semestre de 2019, cuando aún gobernaba Mauricio Macri, el incremento fue de poco más de cinco puntos porcentuales.

Entre junio y diciembre del año pasado, la pobreza llegó al 35,5 % .Concretamente, hoy hay 2,5 millones de personas más que cayeron bajo la línea de pobreza y 1,2 millones más de indigentes respecto del último semestre del año pasado.

La indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas que a junio padecían hambre

La cifra conocida es la más alta desde el primer semestre 2004, que fue del 44,3%.

A fines del 2001, antes del estallido de la convertibilidad, se ubicaba en el 38,3% y en el segundo semestre del 2002 saltó al 57,5%. Si la comparación se realiza versus el segundo semestre, la cifra conocida hoy es la mayor desde el 2003, cuando entre junio y diciembre la cifra era del 47,8 por ciento.

La historia argentina muestra que la pobreza alcanzó picos en torno al 50% durante la hiperinflación de 1989 y la crisis de 2001-2002, cuando superó incluso el 55%.

Según sus proyecciones, realizadas a partir de la base de datos de ingresos del propio organismo estadístico, en el segundo trimestre del año la pobreza saltó al 47%, pero luego el dato semestral fue atenuado porque incluye la cifra del primer trimestre, cuando no había pandemia.