Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 4 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Príncipe Andrés del Reino Unido. Pocos de la familia real lo soportan.

Le aplican el «cuanto más lejos mejor’. La denuncia y juicio por violación a una menor lo convirtió en «persona no deseada’

Andrés, duque de York, a escasos meses de la firma del acuerdo millonario de confidencialidad que habría puesto fin a la demanda por abuso sexual que presentó Virginia Giuffre, el príncipe insiste en volver a formar parte de la familia real.

Sin embargo, el príncipe William no está dispuesto a allanarle el camino, sino todo lo contrario.

Según consignó Evening Standard, el duque de Cambridge advirtió que si su tío se presentaba en la ceremonia, tanto él como Kate se verían obligados a no participar.

El ultimátum de William se escuchó íntegramente este lunes y un portavoz del Palacio informó: “El duque de York asistirá hoy a la investidura y al almuerzo, pero no formará parte de la procesión ni del servicio”. De tal anuncio, podría interpretarse que si bien se sabe que Andrés es el hijo favorito de Isabel II, eso no impidió que -nuevamente- tenga prelación la imagen y estabilidad de la monarquía por encima de cualquier lazo afectivo o familiar.

Se trata de un “o es él o soy yo”, pero de categoría monárquica. El pedido de William lo respaldó su padre, quien tuvo doble motivo para asistir a la ceremonia que tuvo lugar en la capilla de San Jorge.

El príncipe Carlos no solo es miembro de la orden real sino que este lunes Camilla de Cornualles se instaló como nueva integrante de la caballería. También formaron parte del nombramiento la baronesa Valerie Amos y el ex primer ministro Tony Blair. En relación al segundo, un grupo de ciudadanos manifestaron su desacuerdo y trajeron al presente su participación en Irak cuando lo acusaron de ser un “criminal de guerra”, según consignó Vanity Fair.

No obstante, el príncipe Andrés fue fotografiado ese día cuando entraba a Windsor en auto, y de acuerdo con The Sun, al parecer el duque considera que el impedimento para regresar a sus funciones sería lo mismo que “negarle su derecho de nacimiento”.