Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de julio, 2021
Info

Príncipe Carlos. El heredero a la corona no irá al homenaje a Lady Di con quien estuvo casado durante 15 años.

William y Harry presidirán la inauguración de una estatua de la Princesa Diana en los jardines del palacio de Kensington.

William y Harry serán los encargados de presidir el homenaje a su madre en los jardines del Palacio de Kensington coincidiendo con el día en el que Diana de Gales hubiera cumplido 60 años.

El duque de Cambridge y el duque de Sussex desvelarán una estatua donde fue la residencia en la que la Princesa vivió hasta su fallecimiento, el 31 de agosto de 1997.

El acto ha tenido que ser reducido al máximo y tan solo asistirán Guillermo y Harry además de algunos familiares Spencer y los miembros del comité de la estatua, el escultor Ian Rank-Broadley, y el diseñador de jardines Pip Morrison. 

Según indica HELLO!, la edición inglesa de nuestra revista, hasta hace unos días, los príncipes querían invitar a 100 personas entre las que estaban incluidos algunos amigos, personas que trabajaban con Diana de Gales.

También se ha sabido que en el acto no estará el príncipe Carlos de Inglaterra, que estuvo casado con Diana de Gales durante 15 años.

Así lo confirmó un amigo cercano al periódico The Times, asegurando que su asistencia al homenaje podría «reabrir viejas heridas» y traerle recuerdos que le hicieran sentir «feliz, triste y arrepentido». 

«Le resulta terriblemente difícil».

«Harry les ha dicho a sus amigos que le gustaría reconciliarse pero creo que, para que eso suceda, Guillermo necesita estar seguro de que no van a dar más entrevistas», ha contado a HELLO! el historiador británico Robert Lacey, gran conocedor de la Casa Real británica

 «Debe recuperar la confianza, ya que no se puede llegar a una reconciliación a menos de que puedan discutir las cosas en privado«, asegura.

 «Ninguno de los dos quiere que este acto sea divisivo», ha dicho haciendo referencia a que han querido «dedicarle un monumento a Diana y lo que ella representa y representó». 

«Los amigos de Diana me han dicho, y creo que tienen razón, que si ella estuviera viva no habrían llegado a esta situación«, explica Robert Lacey.