Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 18 de enero, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Príncipe William. Confesó que padeció una profunda depresión.

Integró un equipo que salvó la vida de un niño atropellado por un auto.

El príncipe William, de 38 años, padeció una profunda depresión después de presenciar las secuelas de un devastador accidente.

Su crisis de salud mental se produjo después de que ayudó a salvar la vida de un niño gravemente herido solo unos años mayor que su hijo, el príncipe George, mientras trabajaba como piloto de helicóptero para el servicio de ambulancia aérea.

El futuro rey de Inglaterra ha participado en el podcast Time to Walk, de Apple Music. A petición del duque de Cambridge, este episodio estará disponible de forma gratuita sin la necesidad de una suscripción.

El audio se grabó durante una caminata de William entre la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham y su residencia en Anmer Hall, en Norfolk. Es la ruta que normalmente toma con su familia el día de Navidad.

“Con la esperanza de inspirar a otras personas a ponerse activas y tomarse un tiempo extra para su propia salud mental, quería compartir algunas de mis historias y canciones favoritas con ustedes en un episodio de Time to Walk”, compartió William en su cuenta de Instagram.

Por el episodio, Apple ha hecho una donación a tres organizaciones benéficas elegidas por William: Shout en el Reino Unido, Crisis Text Line en EEUU y Lifeline en Australia.

Aunque el nieto de Isabel II no señala abiertamente el caso concreto del que habla, los medios británicos indican que habla de cuando logró salvar la vida de un niño llamado Bobby Hughes, 2 años mayor que su hijo George, que fue gravemente herido.

Bobby Hughes tenía cinco años cuando un conductor inexperto lo atropelló mientras jugaba con amigos fuera de su casa en Saffron Walden, Essex, en marzo de 2017. El conductor pisó accidentalmente el acelerador en lugar del freno cuando vio a Bobby en la carretera.

William, que era parte del equipo de ambulancia aérea que estuvo en el lugar, recuerda cómo tuvo que tratar con los “padres histéricos” de Bobby y cómo se vio afectado por la experiencia. Su equipo trasladó al niño, que sufrió daño cerebral, al hospital.

En el podcast, William describe cómo se vio profundamente afectado por lo que experimentó ese día.

Fue “como si alguien hubiera puesto una llave en una cerradura y la hubiera abierto sin que yo diera permiso para hacerlo. Simplemente sientes el dolor de todos, el sufrimiento de todos. Y ese no soy yo. Nunca antes había sentido eso”.

“Sentí que el mundo entero se estaba muriendo”, recuerda. El hijo del príncipe Carlos se recuperó hablando con sus colegas y tratando de ayudar a la familia del niño.

Los padres del niño han hablado del extraordinario “amor y apoyo” que el heredero de la corona británica les ha brindado a lo largo del tiempo.

El príncipe se ha mantenido en contacto con Bobby, que ahora tiene diez años, y su familia, a lo largo de los años. Ese día les dijo a sus padres que “no dudaran” en pedirle cualquier cosa que pudiera hacer para apoyar la rehabilitación de Bobby, y lo cumplió.

“Es increíble, tiene un corazón amable. Es un hombre encantador, asombroso. Me enorgullecerá llamarlo mi rey algún día”, declaró la madre del niño, Carly Hughes, de 40 años, al tabloide Daily Mail.