Santo en la Web y en la Red

23 de febrero, 2024

Quiso robar marihuana de una casa. Lo mataron de un balazo.

Lo dejaron tirado en la calle.

Un hombre de 40 años fue encontrado asesinado de un disparo.

Un llamado al 911 alertó por la presencia de un hombre que estaba tirado sobre el asfalto.

Al llegar al lugar, los efectivos solicitaron una ambulancia ya que creyeron que se trataba de un ataque cardíaco dado que despedía espuma por la boca.

Los médicos constataron el deceso del hombre, quien no tenía documentación ni teléfono celular.

Al revisar el cadáver, los peritos observaron que en realidad sufrió un disparo en el omóplato izquierdo sin orificio de salida.

Familiares de la víctima que se enteraron por dichos en su barrio se acercaron y confirmaron que el fallecido se trataba de Alejandro Miguel Igñazi.

Los investigadores establecieron por los testigos que ese hombre junto a otras dos personas intentaron ingresar a una vivienda con fines de robo y que desde el interior lo evitaron a los tiros.

Al irrumpir en el inmueble, situado a unos 50 metros de donde fue hallado el cadáver de Igñazi, los policías encontraron unos 90 plantines de marihuana, cuatro kilos de flores, otros cuatro kilos de hojas de la misma sustancia y balanzas de precisión, en tanto que había varias salas acondicionadas para el cultivo.

El dueño de la casa, identificado como Darío Martín Piaggio (49), fue aprehendido por los delitos de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”.

Los investigadores sospechan que la víctima y sus cómplices quisieron robarle la marihuana porque tenían el dato de que se dedicaba a la venta.

Pasó en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz.

Seguir leyendo