Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
viernes 17 de septiembre, 2021
Info

Reina emérita Sofia. Se incendió el castillo en Grecia donde pasó su infancia.

Pudieron rescatar desde carruajes a objetos de arte y una bodega imposible de establecer su valor millonario.

Muchos sostienen que el incendio que destruyó gran parte de los alrededores del Palacio Tatoi en Grecia fue intencional y tiene como objetivo borrar parte de la historia de la monarquía griega que llegó a su fin con Constantino II, hermano de la Reina Sofía de España, madre del rey Felipe.

El Palacio Tatoi fue la última residencia oficial de la familia real griega antes de exiliarse en 1967, año en el que todo cambió para siempre (paradójicamente con un golpe de estado) en el país donde nació la democracia.

El Palacio Tatoi, un espectacular castillo construido en la década de 1870 y ubicado a 30 km de Atenas.

Durante casi 50 años fue una residencia de verano pero finalmente se instituyó como la casa real durante el reinado de Constantino I y su esposa Sofía de Prusia, los padres de la emérita reina española y el actual y último rey de Grecia, Constantino II.

Desde su construcción, el palacio atravesó dos guerras mundiales, varias muertes, golpes de estado, saqueos, incendios, destrucción y abandono.

En los últimos días un fuego de “proporciones bíblicas” como fue descripto por el actual gobierno, tuvo en vilo a la nación por varios días ante la posibilidad de perder uno de sus mayores patrimonios históricos.

Pero si bien los alrededores del palacio y algunos de los edificios adyacentes quedaron completamente destruidos, el fuego no llegó a dañar el interior del palacio principal que será restaurado y puesto en valor para convertirse en un museo que pueda ser visitado.

A principios de año, cuando comenzaron las tareas de restauración en el Palacio Tatoi aparecieron tesoros que estaban escondidos en el castillo y que milagrosamente sobrevivieron a décadas de saqueos.

Antiguos carruajes, autos, joyas, obras de arte, baúles que pertenecieron a la reina Federica, madre de Constantino II y piezas invaluables que narran la vida cotidiana de esa época, fueron guardados en almacenes de alta seguridad luego de que se desatara el incendio y esperan ser restaurados.

También se encontraron libros, revistas, contratos, fotografías y objetos de uso domésticos.

Parte del botín encontrado es una colección de más de 4000 botellas de vino y bebidas alcohólicas donde hay desde etiquetas invaluables de Château Margaux, Château de Vincennes y Château Mouton Rothschild hasta una botella de whisky Chivas lanzada para conmemorar la coronación de la reina Isabel II de Inglaterra en 1953.

Un equipo de la antigua bodega griega Achaia Claus fue convocado para estudiar y evaluar el hallazgo, pero el tesoro ya puede valuarse en varios millones de euros.

Aún no hay mucho consenso sobre a dónde irán las piezas encontradas, algunos creen que deberían retornar a sus dueños originales, otros que son propiedad del Estado y que por lo tanto formarán parte del museo que tiene previsto abrirse en el palacio una vez que esté completamente remodelado.