Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 17 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Reina Isabel. El príncipe Carlos la reemplazó. El heredero al trono estuvo acompaño por su esposa, su hijo William y su nuera Kate Middleton.

Hay dudas en la casa real que la monarca pueda estar presente en el homenaje a su difunto esposo el 29 de este mes.

La reina Isabel II es monarca en jefa de la Commonwealth, una mancomunidad de países vinculados históricamente con el Reino Unido.

Para conmemorar su constitución, la familia real británica asistió a la misa que, año tras año, se celebra en la abadía de Westminster.

El príncipe Carlos quien presidió el servicio religioso en sustitución de  la reina Isabel II, quien hasta la fecha solo había faltado a esta cita en otras dos ocasiones.

A punto de cumplir 95 años, la reina ha sufrido algunos problemas de salud en las últimas semanas y sus médicos no han considerado aconsejable que viajara a Londres desde el castillo de Windsor, donde reside de manera permanente desde 2020.

Isabel II se ha limitado a enviar un mensaje en el que ha asegurado renovar “con placer” la promesa que hizo en 1947 de dedicar su vida al servicio público y ha ensalzado los valores de la Commonwealth “en estos tiempos de prueba”.

Al príncipe Carlos lo acompañaron su esposa, Camilla, y los duques de Cambridge, el príncipe William y Kate Middleton.

Destacaba la presencia en la misa de Alejandra de Kent, prima de Isabel II, quien si bien no suele asistir a esta cita, en los últimos meses ha ido ganando peso en la agenda de Buckingham.

Se esperaba también en el templo a los duques de Gloucester, quienes sin embargo no han podido acudir por el reciente positivo en coronavirus del duque, primo de la monarca.

El próximo 29 de marzo Isabel II si puede viajará a Londres y asistir al homenaje que se rendirá a su marido, el duque de Edimburgo, en la abadía de Westminster, donde además de a los Windsor se espera a los miembros de otras familiares reales como la sueca.