Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 28 de septiembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Reina Isabel II. Desde que tenía cinco años hay algo que come todos los días.

Es a la hora del té

La Reina Isabel II tiene un estricto seguimiento de sus tradiciones, sigue al pie de la letra no solo los mandamientos reales.

Pero también los rituales gastronómico.

Tal y como informa el diario inglés The Mirror, uno de los momentos favoritos de la reina es la hora del té.

Disfruta todos los días, sin falta, entre las 3:30 p. m. y las 5:00 p. m. y suele servirse con una colección de sándwiches, pasteles y pasabocas de la mejor calidad.

Existe uno que es el favorito de Isabel II y que fue servido en el palacio por 90 años, es decir, desde que su majestad tenía apenas cinco años de vida.

El exchef real Darren McGrady, quien trabajó para el palacio de Buckingham durante 15 años, contó que el indispensable de la monarca es un sándwich de mermelada.

Un bocado sencillo, pero refinado a la vez, ya que las fresas para hacer el emparedado son cosechadas desde los jardines de la residencia real.

“Es pan y mermelada con un poco de mantequilla, generalmente de fresa. Hacíamos el dulce en el Castillo de Balmoral con las fresas escocesas de los jardines”, dijo McGrady.

“Siempre tomaba el té de la tarde dondequiera que estuviera en el mundo. Habíamos volado a Australia y estábamos en el yate real. Eran las cinco de la madrugada, pero para la reina eran las cinco de la tarde, así que mi primer trabajo ese día fue preparar unos scones”, agregó.

En otra entrevista con el periódico The Telegraph, el antiguo chef del Palacio de Buckingham entre de 1982 y 1993, aseguró que los integrantes de la corona no pueden comer mariscos, papas o pastas en público.

McGrady indicó que algunos alimentos están considerados como “demasiado arriesgados” para que los miembros de la realeza los consuman fuera del palacio porque conllevan un mayor riesgo de intoxicación alimentaria.

Aunque el chef no explicó en qué consistía ese peligro, detalló que entre los alimentos prohibidos se encuentran los mariscos y el foie gras.