Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 19 de octubre, 2021
Info

Reina Isabel II. Ex gaitero real le agradece su ayuda cuando su mujer enfermó de cáncer.

«La gente pensará lo que quiera sobre la familia real británica y la reina pero hicieron mucho por ayudarme».

La reina Isabel II del Reino Unido tiene a su servicio en el Palacio de Buckingham a un sinnúmero de profesionales, entre ellos un gaitero real.

Entre los años 2015 y 2019, el puesto estuvo a caro de Scott Methven, contó a la cadena británica BBC, la reina le tendió la mano durante la enfermedad de su esposa, diagnosticada con un cáncer terminal en el año 2017.

Methven estaba trabajando para la reina Isabel II en el castillo de Balmoral, residencia donde la monarca suele pasar las vacaciones de verano, cuando su esposa recibió la noticia.

“Pensé: ‘¿Qué hago ahora con los niños?’ Y me dijeron que me marchara con mi mujer. Los niños se quedaron en el castillo de Balmoral y los cuidaron mientras yo cuidaba asimismo de mi mujer. Y aunque le dieron solo unas semanas de vida, al final consiguió durar un año”, contó el ex gaitero real.

Según Methven, la reina dispuso que las niñeras de la familia real británica se encargaran de cuidar a sus hijos.

Ellos se quedaron en el castillo de Balmoral y después se establecieron también en el castillo de Windsor, donde solían jugar con el príncipe Jorge, el hijo mayor de los duques de Cambridge.

“La gente pensará lo que quiera sobre la familia real británica y la reina, pero hicieron mucho por ayudarme”, indicó Methven.

La monarca les hizo llegar cestas con fresas y magdalenas a las enfermeras y personal médico a cargo del cuidado de la esposa de Methven.

Methven cumplía la misión de despertar a la reina por las mañanas con la música de su gaita, tocando el instrumento durante 15 minutos desde las 9 a.m., ubicado bajo su dormitorio en el castillo de Balmoral.