Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 21 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Info

Reina Isabel. Los destinos preferidos para sus viajes.

Durante su reinado visitó 117 países

Desde el senderismo en las Tierras Altas de Escocia hasta una escapada a un safari en Kenia, estos son los destinos favoritos de la Reina Isabel II.

Tras haber cumplido siete décadas en el trono, no es de extrañar que la Reina Isabel II no solo es la monarca que más tiempo ha reinado, sino que también es la monarca británica que más ha viajado en la historia.

La Reina Isabel II ha visitado 117 países diferentes durante su reinado,

Hay algunos lugares del mundo que ocupan un lugar especial en su vida. Desde el hotel de Kenia donde se enteró por primera vez de la muerte de su padre hasta las zonas rurales a las que acude para alejarse de todo.

Sus destinos preferidos

ST MAWES, CORNUALLES

Este bonito lugar de la costa sur de Cornualles, conocido por sus casitas de piedra y su idílico puerto. Pasó muchas vacaciones felices en su infancia. Este pintoresco pueblo de pescadores era uno de los favoritos de la Reina Madre, quien llevaba a Isabel y a Margarita a pasear por la costa.

SUDÁFRICA

De joven, la Reina Isabel II no viajaba mucho, de hecho, a los 20 años ni siquiera había salido del Reino Unido. Sin embargo, en febrero de 1947, pocos meses antes de su compromiso con el Príncipe Felipe ese verano, su padre, Jorge VI, anunció que la familia viajaría a Sudáfrica.

La familia llegó a Ciudad del Cabo para un viaje de dos meses por el país —la primera visita de Estado desde 1939 y el estallido de la Segunda Guerra Mundial— y pasó 35 noches en un tren real especial conocido como el Tren Blanco. La Reina Isabel II fue la protagonista de la gira real, ya que cumplió 21 años durante su estancia, el 21 de abril. Ese día fue declarado festivo y se le regaló un hermoso collar de 21 piedras preciosas para conmemorar el acontecimiento.

MALTA

Es el único lugar fuera del Reino Unido al que la Reina Isabel II llamó hogar. Vivió con el Príncipe Felipe entre 1949 y 1951, en uno de sus primeros hogares conyugales cuando el Duque de Edimburgo estaba destinado allí como oficial de la Marina Real.

Su hogar era la extensa Villa Guardamangia, una elegante mansión del siglo XVIII con 18 habitaciones, establos y un enorme jardín.

Mientras estuvo allí, la Reina Isabel II pudo llevar una vida relativamente normal como esposa de un oficial de la marina, yendo de compras en su Morris Minor y dando paseos en barco por el archipiélago.

4. KENIA

La Reina Isabel II estaba en el extranjero cuando se enteró de la noticia de la muerte de su padre, así que, aunque empezó su viaje a Kenia en 1952 como princesa, cuando regresó a casa ya era la jefa de Estado de Gran Bretaña. El viaje había sido planeado originalmente como unas vacaciones personales para la Reina y el Príncipe Felipe: una breve escapada de safari con su marido antes de una gira oficial por Nueva Zelanda y Australia.

La joven pareja se alojó en el safari más antiguo de Kenia, Treetops, una elaborada casa en un árbol al borde de una charca en el Parque Nacional de Aberdare (hasta el año pasado el hotel seguía en funcionamiento antes de verse tristemente obligado a cerrar debido a la pandemia). Allí, la princesa se pasaba el día fotografiando a los rinocerontes que embestían y a los antílopes acuáticos, que podían verse desde el mirador del hotel, en las ramas superiores de una higuera giganta,

Fue aquí donde se enteró de la muerte de su padre. Como su escolta, Jim Corbett escribió en el cuaderno de bitácora de Treetops: “Por primera vez en la historia del mundo, una joven subió al árbol como una princesa y bajó como una reina”.

BRASIL

Uno de los viajes más exóticos y aventureros de la Reina Isabel II tuvo lugar en Brasil, como parte de un viaje de dos semanas por Sudamérica en 1968. La gira la llevó a ella y al Príncipe Felipe por las ciudades de Recife, Salvador, Brasilia y Sao Paulo, donde la pareja real se detuvo para admirar los rascacielos de la ciudad desde lo alto del Edificio Italia, de 46 pisos.

Fueron a la vibrante capital de Río de Janeiro, donde la pareja real recorrió la playa de Copacabana en un Rolls Royce descapotable y asistió a un partido de fútbol de la final de la Copa. La monarca tuvo el honor de entregar el trofeo de la victoria al legendario futbolista Pelé.

La visita fue recibida con gran entusiasmo por el pueblo brasileño, que se echó a la calle por miles allí donde iba la Reina Isabel II.

CANADÁ

La Reina Isabel II es la que más veces ha visitado Canadá, ya que ha viajado al país norteamericano en 27 ocasiones. Es de suponer que la monarca siente debilidad por la región, ya que se ha familiarizado con ella durante décadas.

Su visita más profunda fue durante la gira de Estado de 1994, que realizó con el Duque de Edimburgo y el Príncipe Eduardo. El itinerario, repleto de actividades, incluyó una visita a Nueva Escocia antes de emprender un intrépido viaje de 250 millas al sur del Círculo Polar Ártico, hasta los Territorios del Noroeste

LAS TIERRAS ALTAS DE ESCOCIA

Si hay un lugar en el mundo en el que la Reina Isabel II se permite tomarse unas vacaciones plenas y desconectar por completo, es en las Tierras Altas de Escocia. Más concretamente, en el castillo de Balmoral, en Aberdeenshire, que es residencia real desde 1852.

La Reina Isabel II ha visitado Balmoral todos los veranos desde que asumió el trono en 1952, y es aquí donde se dice que está más relajada.

Balmoral siempre ha sido un lugar de refugio para ella, como lo fue para el difunto Príncipe Felipe, un lugar donde podían reunirse para disfrutar del paisaje salvaje y remoto y practicar sus actividades favoritas al aire libre, como la equitación y el senderismo.