Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 12 de abril, 2021
Info

Reina Letizia. El poder atrás del trono.

Destrozó un mantón de Manila que le habían regalado.

 Es conocido que a la reina Letizia  no le gusta tirar ropa y suele reformar prendas que tiene desde hace tiempo.

Fue la reconversión lo que provocó el llanto de Angeles Espinar, la artesana que trabajó en el bordado de un mantón de Manila en color verde agua y marfil, con base en seda natural italiana, que la reina recibió a modo de regalo por su boda con Felipe en 2004.

La bordadora “rompió a llorar al ver que la reina ha destrozado su regalo”.

La reina reconvirtió el mantón, que llevó más de cuatro meses de trabajo y tenía un diseño único, en un conjunto de 2 piezas que lució hace unos días.

Se trata de una falda a juego con los puños y el cuello de una blusa del mismo color que los bordados.

Letizia y Felipe VI acuden al almuerzo en el Palacio Real de Aranjuez con los patronos del Instituto Cervantes en octubre de 2019.
L

La bordadora tuvo ocasión de preguntarle a la reina en 2007, cuando le entregó la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, por qué no se lo había puesto aún, a lo que ella contestó que “no había encontrado la ocasión”.

El disgusto de Ángeles Espinar fue comprobar que la reina había reconvertido una pieza única y artesana en una falda.

Al enterarse, María José Sánchez, la hija de Espinar que actualmente está a cargo del taller, envióuna carta a la Casa Real para hacerles partícipes de lo que realmente habían cortado, ya que los mantones, en general, “no se puede comparar con una artesanía como la de este mantón único que han destrozado. Habrá sido por desconocimiento”.

La Casa Real se disculpó en nombre de la reina, según Vanitatis, y alegó que “desconocía completamente que se tratara de tal joya y que estuviera por completo realizado y bordado a mano, precisamente por eso se optó por reoptimizarlo”.

El regalo del mantón a Letizia respondía a una tradición, puesto que el taller de la bordadora se encuentra en la misma localidad sevillana que el Palacio de los Infantes de Orleans y Borbón, donde se celebró la cena previa a la boda de la infanta Elena con Marichalar, lugar en el que también residió la tía materna del rey emérito.

Por ello, prácticamente todas las mujeres que han pertenecido a la Casa Real han tenido un mantón de regalo.