Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 6 de diciembre, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

Reina Margarita II de Dinamarca. Le quito el título de príncipes y princesa a 4 de sus nietos.

La mayoría de los heridos trasladados a los hospitales fueron mujeres

La reina Margarita II de Dinamarca anunció que a partir del próximo 1 de enero, los cuatro hijos del príncipe Joaquín dejarán de ser príncipes y princesa para pasar a ser condes y condesa.

Tras las palabras de su madre, el príncipe Joaquín, ahora ha sido el todavía príncipe Nicolás quien ha roto su silencio y ha hablado con el medio danés ‘Ekstra Bladet’.

Se mostró conmocionado y conmovido, sin entender las razones de la decisión de su abuela, según ha publicado este digital.

Nicolás es el nieto mayor de la reina Margarita de Dinamarca y ha querido expresar con sus propias palabras lo que piensa y siente tras esta decisión que pillaba a muchos por sorpresa y que le dejará a él y a sus hermanos, el príncipe Félix, el príncipe Henrik y la princesa Athena sin sus títulos. A partir del próximo año serán condes y condesas de Monpezat.

Cuando el príncipe Nicolás salía por la puerta de su departamento en Copenhague, donde vive con su novia desde hace varios años, Benedikte Thoustrup, cuando ‘Ekstra Bladet’ se acercaba a él para preguntarle cómo se sentía.

Vestido de forma informal con ropa deportiva y una gorra, salía a la calle al encuentro de un amigo que le esperaba en su coche. Pero a las preguntas de la prensa danesa, fue el mismo Nicolás el que se acercó a dar su versión de los hechos, provocando un nuevo capítulo en lo que se ha convertido ya en todo un culebrón danés.

“Enfadado, decepcionado y afectado”, según explica ‘Ekstra Bladet’, el joven no entiende la decisión de su abuela en absoluto.

“Toda mi familia y yo, por supuesto, estamos muy tristes. Estamos, como también han dicho mis padres, conmocionados por esta decisión y por lo rápido que realmente se ha ido”, comenzaba diciendo el hijo mayor del príncipe Joaquín.

“Estoy muy confundido sobre por qué tiene que suceder así”, dice el joven de 23 años, que no quiso que le grabasen ni le hiciesen fotografías, pero sí que sus palabras quedaran registradas. Cuando la prensa le preguntó por si estaba tan afectado como lo estaba su padre cuando el mismo medio danés le había hecho una entrevista llegando a la embajada en París, Nicolás respondió que “sí, todos lo estamos. No he visto el vídeo, pero he leído y oído hablar de él, así que sí”.

En cuanto a qué significa esta decisión de su abuela respecto de su relación, el joven se ha mostrado prudente y ha respondido que “en la misma línea que cuando le preguntaron a mi padre, no creo que haya necesidad de comentar eso”.

Al igual que su padre, el príncipe Joaquín, Nicolás confesaba que ha sido recientemente cuando ha conocido esta decisión de la reina: “No he contado los días, pero no puede ser más de hace poco más de una semana”.

Su reacción entonces, confiesa a ‘Ekstra Bladet’, fue: “Nos quedamos impactados, pero está claro que golpea aún más fuerte ahora que se ha publicado”.

El joven no ha querido disimular su estado de ánimo y reconoce que lo lamentan y en sus propias palabras afirma: “Estamos afectados”. Con muchas preguntas en el tintero, Nicolás se despidió de este medio para reunirse con su amigo que le estaba esperando.

“El cambio puede ser extremadamente difícil y puede doler mucho. Creo que la mayoría de la gente lo ha comprobado, pero esto no quiere decir que la decisión no sea la correcta”, expresaba con serenidad la mujer del heredero. Además, ha querido apuntar que “también miraremos los títulos de nuestros hijos cuando llegue el momento”, bajo una lluvia que no cesaba en la capital danesa.

La prensa quiso saber a qué se refería la princesa Mary con esas afirmaciones, si esto significaba que ella y los hijos del príncipe heredero pudieran perder sus títulos, algo a lo que la australiana respondió con la frase “hoy no podemos ver cómo será la Casa Real cuando sea el tiempo de Christian o cuando el tiempo de Christian comience a acercarse”. Respecto a la decisión de la reina Margarita, la mujer de Federico aseguró que puede “entender que es una decisión muy difícil de tomar” y sabe que las relaciones con la familia pueden quedar tocadas, sobre lo que ha dicho que «eso es lo que ocurre con los cambios, hay que trabajar en ello». La princesa ha querido dar por zanjadas las preguntas con su última afirmación: “El cambio realmente duele, pero como dije, no significa que la decisión no sea la correcta. Y puedo entender que es una decisión muy difícil de tener que tomar y también una decisión muy difícil de recibir”.